Crónicas

 

Ruta 1 de Agosto 2015 "NavalenoBTTrail 2015 EXTEM"

publicado a la‎(s)‎ 7 ago. 2015 1:34 por pipe@navalenobtt.com


NAVALENO BTT TRAIL 2015 EXTREM

Parece mentira pero ya ha transcurrido un año desde que pasamos aquél gran día de BTT al que bautizamos como “URBIÓN 2014 LA CAÑAAAA!!, y aunque parezca imposible, LO HEMOS SUPERADO, todavía me tiemblan las piernas, que bajadas.

Empecé a relamerme cuando una semana antes de la marcha la previsión meteorológica daba una temperatura máxima de 23º y parcialmente nublado, pues llevábamos unas rachas de “LA CALO” que daba por culotte salir en bici, así que pensé “esto empieza bien”.

Este año nos juntamos un buen número de bottarates (permitidme que use de nuevo este recurso literario), a los 16 del año pasado hay que sumar a “Hilario & son”,  “The Kiko´s brother”, “Dani the plumber”, “Oscar of Hontory” and “My own son”, y aunque esto parezca el cartel del festival de Benicassim (FIB 2015), realmente estoy hablando de: “Hilario y su chico”, “El hermano de Kiko”,” Dani el fontanero”, “Oscar de Hontoria” y “Mi propio hijo”, esto ha sido un pequeño guiño a Lucas para que siga practicando el inglés, que el otro día le vi en la piscina sin auriculares, ASÍ no aprobamos Lucas!!.

Pero también ha habido bajas, concretamente Max, Humberto y Tajueco, en fin, haciendo sumas y restas me sale que este sábado nos juntamos 19 (o cuantos éramos Cabrerizo?), también podéis mirar la foto del grupo y contar, sale parecido.

Bueno!! vamos al tajo que tenemos que estar a las 15:30 en Quintanarejo. Arrancamos todo el pelotón menos tres, pues los de Logroño aún no han llegado, Lucas dice que se queda a esperarlos y luego nos pillan por el camino, MENOS MAL  que nos cogieron pronto, si llegamos a pasar de Cabeza alta y teniendo en cuenta las habilidades de Lucas con el GPS, todavía están estos por allí buscándonos. También hay que decir que favoreció mucho a la persecución el pinchazo de Carlos y la rotura de cadena de Dani, que no corréis tanto Lucas!!.

La ruta discurre exactamente igual a la del año pasado, Kilometro 4, Parcaminos,  paradita en La Canaleja a coger agua y nos encaramamos hacia Cabeza alta. Y también como el año pasado, Keka y yo al  ”tran-tran” hasta arriba. Una vez coronado el puerto nos desviamos por  el cortafuegos que sale a la derecha de la carretera, más conocido por “Molata de los tres mojones”, a que sí?. Tras rodar  unos 800m por el cortafuegos nos desviamos a la izquierda, por la misma pista del año pasado solo que en la segunda portilla tomamos la senda de la izquierda que nos llevará a  “Valle malo”, bastante chula la senda con tramos verdaderamente peligrosos, sobro todo el tramo donde había pinchado Palomar, yo con un cabrestante lo habría bajado, pero así a pelo como que no.

Salvado este escollo seguimos la ruta, subimos un pequeño repecho (con pinchazo incluido de Carlitos) y volvemos a bajar, el final de la bajada es una placa de piedra muy chula con cruce de arroyo incluido, inmejorable sitio para hacer unas fotos, a que sí Palo?.

Aquí estuvimos un rato esperando al del pinchazo and company (traduce Lucas) para seguir por el puente de los arrieros hasta Covaleda, no sin antes vivir un episodio de cuatreros y caballos en estampida, me pido John Wayne!! dije yo.

 

Paramos en el centro del pueblo para almorzar, los más chulos se fueron a tomar café (eso que sepamos, igual se arrearon un par de carajillos, así estaba Carlos que no paraba quieto en el Urbión), hicimos nuestra fotito de grupo, por cierto Palo, para hacer estas fotos se llama el primer bombón que pase y se le dice que nos la haga, encima si dice lo de mirar al pajarito ya te cagas, la foto de salida que hicimos en Navaleno tiene un pase, a esa hora como no pillemos a la del pajare…….bbbfff  déjalo.


SEÑORAS Y SEÑORES COMIENZA LO BUENO, TOO PARRIBA!! Atravesamos el pueblo (también parriba) y tomamos un camino bastante roto, en algún tramo con lisos de piedra muy chulas donde Billi le preguntó a Lucas por su origen geológico (Billi, lo de Lucas son los árboles y el inglés oído).

En este punto voy a hacer un inciso, os fijasteis al comienzo de la subida en una chica que bajaba andando con una bici, había pinchado!!, donde está nuestra caballerosidad?, no llevábamos parches?, o mechas Palo? Yo sí que llevaba bomba. Chicos, no estamos a lo que hay que estar.

Lucas, espero que te fijaras bien en esa chica, el año que viene déjate de Hilarios, Kikos y bomberos (de estos últimos más que ligan mogollón), todas así, además, estos ya tienen el track y pueden ir solos.

Vamos a seguir que me estoy quedando sin folios, decía que íbamos subiendo por esta pista bastante rota, yo ya iba suave cuando baja un tío con un perro, le dije: que suerte que ya vas para abajo, y me contesta: pues ya verás lo empinado que se pone ahora, y no le faltaba razón, el último tramo picaba parriba de cojones. Esta pista llega hasta el Portillo del hoyo, donde cojemos la carretera que sube al refugio de El Becedo y de aquí bajamos al de  Boca del Prado, os suena? Creo que otros años hemos pasado por aquí.

Aquí el track se hace interactivo, es decir, puedes elegir entre subir por la pista o por la senda, Keka y yo decidimos subir por la pista (realmente lo tenía decidido desde que salí de Covaleda),  así que desde aquí hasta la llegada al Urbión solo podré hablar de nosotros dos.

Pues piti piti vamos subiendo, a buen ritmo, con una conversación amena, “como me duele el culo”, “tengo el culo cuadrado”, “no sé cómo poner el culo”, vamos, conociéndonos.

Al llegar al cruce Tejeros había dos Bikers, Keka al parar casi se cae de la bici, se tumbó en la hierba y comenzó la siguiente conversación:

Bikers: Joder, vienes cansado!!

Keka: Hombre, es que venimos desde Navaleno.

Bikers: Pues nosotros venimos desde molinos, subimos al mirador de la Laguna y luego vamos a Navaleno, además, ayer hicimos Burgo de Osma – Molinos con 50km bajo la tormenta.

Keka: Ya pero yo  tengo 51 años y eso se nota.

Bikers: Yo tengo 52, este 49 y de los dos que vienen por ahí uno tiene 59.

Pipe (de mi para dentro): Kekaaaa, callateee!!

En fin, ya pasamos a hablar un poco de las bicis y retomamos el camino, por decir algo, yo subí bastante bien, físicamente me encontraba fuerte pero me dieron un par de calambres cojonudos, keka se quedó un poco atrás pero llegó también bien, UN ÉXITO PARA AMBOS, máxime cuando en las últimas salidas las había pasado canutas, pienso que por el calor.

Antes de llegar al pico del Urbión veo que baja alguien,  joder Carlos, yo reventao y tú parriba y pabajo, que tomas? Ah es verdad, CARAJILLOS!!. Ya quedaba poco, la última rampa y bajadita hasta el pico, allí estaba el resto del grupos (salvo Lucas and Company), se nos hacía tarde y había que bajar, fotito del grupo, ponemos la bici en modo martillo pica pica y a tumba abierta, que dolor de brazos, había tramos verdaderamente imposibles, Billi en uno se quedó bloqueado, por donde tiro? me decía.


Al llegar al punto donde sale la senda que viene de Boca del Prado paramos, el Track se volvía a hacer interactivo, unos por la senda y otros por la pista, y esta vez decidí la senda (bueno realmente lo tenía decidido desde hace tiempo, tenía muchas ganas de hacer esa bajada) y no me defraudó, SUPER DIVER!!, cruzando de un lado a otro, tramos rotos, algún saltito, algún sustito, pero fue una verdadera gozada.

Tras este subidón de adrenalina nos reagrupamos en Boca del Prado, y bajamos por pista hasta llegar al punto donde arranca “la senda de la mina del médico”, quien cojones descubrió este camino, porque te puedes hinchar a pasar por ahí y no ves la entrada, en fin, pallá que vamos, al principio parecía la selva Colombiana, monte cerrado a tope, me tuve que quitar las gafas para poder ver. Había tramos muy técnicos y muy empinados, con lo que tenías que juntar dos habilidades, la técnica y los cojones, yo más bien tiré de la segunda. Fue una bajada “EXTREM”, los que pudisteis bajar con las dos habilidades a la vez,  seguro que disfrutasteis como enanos.

Más abajo la senda se convirtió en cortafuegos, aunque cuidadito con el cortafuegos, algún tramo empinado de cojones, al final del cortafuegos llegamos a la carretera, estábamos  a 2 km del PARAISO (así lo llamé el año pasado) y lo de SIEMPRE, algunos olían los chuletones, otros olíamos las cervezas y otro olía a ………, joder ahora a cambiar pañales!.

Y ESTO ES TODO AMIGOS!!, o como diría   Lucas,  THATS ITS ALL FOLKS!! , otro DIA GENIAL haciendo lo SEGUNDO que más nos gusta en compañía de BUENOS AMIG……………,  esto ya os lo sabéis, que lo puse el año pasado.

No me queda más que darle la enhorabuena a nuestro GURÚ DEL TRACK, Palo, el año que viene solo podrás superar el Track (aunque lo tienes MUY JODIDO) porque el GRUPO ES INSUPERABLE!!

PD: Ya que no he podido contar nada del grupo en la subida desde Boca del Prado, os voy a relatar como se hubiera desarrollado la conversación de ir todos juntos:

Lucas: Bueno, yo me voy hasta el mirador de la Laguna que tengo que hacer kilómetros para la Quebrantahuesos, viene alguien por si me pierdo?

Hilario, Kiko y bombero: Nosotros te acompañamos Lucas!!

Chico de Hilario: Yo os espero por aquí.

Carlos García: Beeeeee!!

Oscar Hontoria: Lo que tú digas Carlos!

José: Mirad, me he hecho un tatuaje con el nombre de Ignacio en el brazo.

Palo: Yo me voy a hacer uno con Laia, y si me sale motera en el otro brazo me pongo Sanz.

Vicente: JUUUJUUUUUAAAAAAAAAA!!

Goyito: El año que viene hay que traer chicas o me apunto a orientación, que está petao!!

Cabrerizo: Cuando ves el Grajo volar seguro que te entran ganas de cagar!! Por cierto vamos 17 y éramos 19.

Billi: Que te faltan Keka y Pipe, pero aquí lo que queda bien es un Carrefour y asfaltar esta pista que hay mucha piedra!!

Dani: A ver si empieza la bajada que esta Scott no está hecha pa subir tanto.

Carlos Fdez: Yo bajaré tranqui que el año pasado casi me mato, y una MIERDAAAA.

Samuel: A que no sabéis cual es el mejor padre del mundo?

Oscar: Tenéis todos cupón de Bicimarket??

Keka: Pues mi bici pesaba 9,5 kg, pero el otro día me la pesó Pipe y ha engordado, ahora pesa 11 kg.

Pipe: OS QUIERO CHICOS!!

Ya solo me queda agradecer la presencia de Rosi, Elena, Carmen y como no, la pequeña Laia, espero que dentro de 15 o 16 años venga en bici con nosotros (si bajan de precio las eléctricas claro).

HASTA NAVALENOBTT TRAIL 2016!!

Galería de imágenes aquí

Ruta 26 de Julio. Por Vilviestre y Canicosa

publicado a la‎(s)‎ 26 jul. 2014 10:21 por Jesús Palomar Lucas


Hoy me toca a mi escribir la crónica de la ruta, y la verdad es que Pipe con su anterior crónica me lo ha puesto más que difícil que llegue a igualar ese salero escribiendo, pero bueno lo intentaré o al menos os contaré un poco la buena mañana que nos hemos pasado por nuestros montes.
Son las nueve de la mañana y la mañana es espléndida. Una temperatura por fin ya de verano. Las previsiones daban calor para hoy, así que había que tener bien cargadas nuestras reservas de agua en el camelbak. Luego la verdad es que en el monte se estaba de lujo y gran parte de la ruta la hicimos inmersos en el pinar y arropados por la sombra de los pinos.
A la ruta acudimos Iñigo que después de una temporada sin acompañarnos de nuevo se unía al grupo, Tomás que cada vez que se acerca por el pueblo no suele perderse la salida del grupo, Oscar que es un inconformista y cada día que salimos se lo pasa de muerte y cada día quiere más y más y más... jejejeje, Pipe que es un fijo en las rutas de NavalenoBTT y que sin el en el ayuntamiento a la hora de salir nos falta algo, nuestro Cabrerizo que después de un finde sin poder rodar con el grupo ya estaba como loco por darnos arreones y atacarnos en cualquier sitio que menos te lo esperes, y claro como siempre no le falta nadie que salga a su rueda (somos unos globeretes... jejjejeje), y aquí el que escribe que en la ruta de hoy a disfrutado como un burro en un berzal..
Comenzamos ruta por el sendero que nos lleva hasta La Mata, donde ahora está lleno de campamentos al igual que la estación. Que bien se tiene que estar ahí!!!
Seguimos por la Estación dirección a los tres caminos, donde giramos hacia el Paso de la Solana, por cierto bastante peligrosa la bajada desde aquí por las rieras que hay en el camino, así buscando bien la trazada y con cuidadito...
Continuamos hacia la primera subida grande del día hacia la Junta de los tres valles. Subida que es muy bonita entre los pinos, pero que se hace bastante dura. Pero lo nos venía después no era menos duro, ya que andamos unos kilómetros por el cortafuegos de Navaleno-Casarejos con sus duros toboganes y subidas por piedra suelta que iba gastándonos poco a poco quedándonos todavía bastante ruta.
Tras los tramos de cortafuegos ya tocaba diversión y en el camino de Barbojo la tuvimos hasta la carretera de Vilviestre. Esta es uno de los tramos de bajada más largos que tenemos por la zona, y salvo el último trozo que está suelto es muy divertida y se corre mucho.

Ahora tocaba un tramo de carretera que para nada se nos hizo feo, ya que el rodar por estos parajes es muy divertido, además nos sirvió de carga un poco de pilas para lo que luego nos venía, que era la subida a Carmona por senda.
A la altura de los Rasedos tomamos un precioso sendero. Liso en algunos y trialero en otros, añadido a las pendientes que en algunos tramos nos encontramos hizo que llegaramos a Carmona tocaditos.
Aquí hicimos la parada para cargar pilas y poder continuar la ruta con ganas de ver lo nos esperaba. Y lo que nos esperaba fue la ostia... 3,5 km de sendero cañero en algunos tramos, liso faldeando entre los albares y con algunas bajadas trialeras que hicieron las delicias de todos nosotros hasta salir ya a la carretera de Canicosa.
Ahora tocaba ya ascender a Barbojo, pero por el camino nos encontraríamos con subidas y bajadas, todo muy bariado. La última subida dura del día fue la del Moral hasta el cortafuegos de Barbojo. Aquí Iñigo nos abandonó acortando ya dirección al pueblo porque iba justito y no era plan de pasar a males mayores.
Nosotros continuamos por la calle de Barbojo para disfrutar de otra bonita bajada por la Culata de Barbojo y el Horno Miguelete. En el camino de las Lanchuelas fue donde aquí ya se acabaron los amigos y comenzaron los ataques masivos. 


Como no el que encendió la mecha fue el Cabra, que fue atacando desde atrás y acelerando a tope el ritmo de cabeza, yo le sigo y consigo cogerle, pero sin tiempo para recuperar ahora es Oscar quien ataca. El ritmo es infernal y hay que aguantar como sea... Cabra y yo le cogemos y uno por cada lado dejando a Oscar en media lanzamos un ataque que este ya fue el que rompio todo. Casi si nos descuidamos nos rompemos nosotros jajajjaja... y así hasta la Cientonueve.
Seguimos por la carretera hasta coger el camino de los carriles, por donde bajamos como posesos a culminar esta ruta tan guapa por la senda del Cabra.
Ya en el Maño, unos buenos porrones de cerveza acompañados de unas barritas energéticas de cerdo a la sarten.

Crónica NavalenoBTTrail 2014

publicado a la‎(s)‎ 16 jul. 2014 16:46 por pipe@navalenobtt.com   [ actualizado el 16 jul. 2014 16:49 ]


URBION 2014

LA CAÑAAAA!!

Por fin llegó el día, que ganas teníamos de volver a compartir una de las mejores experiencias que puede vivir un bttero, o es bottarate?, da igual, una Super Ruta con unos Super Compañeros.

Una vez me dijo una chica que lo segundo que más le gustaba en el mundo era bailar (os podéis imaginar mí sonrisa), a nosotros nos pasa parecido pero con las bicis, bueno, con el Goyito a veces tengo dudas.

Al final nos juntamos 17 ó 18, no lo sé, el Cabra llevaba las cuentas, lo que sí sé es que el día se presentaba inmejorable, una temperatura perfecta para la práctica del MTB, sol y fresquito, ya sabemos todos lo jodido que es subir esas rampas con el calorazo y rodeados de mosquitos cual naves del Imperio atando a la estrella de la muerte (esto ya lo he puesto en alguna crónica, pero es recurrente).

El personal acudió puntual a la plaza, como bien decía el Palo, ya tendríamos tiempo de perder tiempo (valga la redundancia) durante la ruta, como así fue y como así os lo contaré.

Pues nada, unas fotitos de recuerdo y al tajo, empezamos subiendo  al cementerio para  tomar la senda del Majadíl por la que bajaríamos a la estación,  carretera hasta el km 4, a la derecha a RAS, Parcaminos a tope, y ya estamos en el Presón.

Ahora toca cruzar hasta la pista de Castroverde, mira que pasamos por esta pista y no sé cómo se llama, “la del repecho a la entrada” digo siempre. Pues nada más coronar el susodicho repecho la primera avería del día, Billy rompe la cadena, subiría a plato el tío. Menos mal que llevamos de todo en nuestras mochilas y un eslabón rápido siempre hay (por cierto creo que no me lo pagaste Billy), aunque se nos atragantó un poco colocarlo, pero entre 17 ó 18 (cuantos éramos Cabra?)  no vamos a solucionarlo?.

Resuelto el tema salimos de estampida hacia Castroverde, y nunca mejor dicho, pues están sacando madera y levantamos una polvareda que me extrañó que no pusieran en alerta por fuego a los bomberos.

Antes de iniciar el primer gran reto del día, la subida a Cabeza Alta, paramos en la fuente de la Canaleja a cargar nuestros Camel….., bueno, voy a decir “Mochilas de Hidratación” para no mencionar marcas, que en el grupo hay gente con negocios biciclistas.

Pues al tran tran para arriba, cada uno a su ritmo y dosificando las fuerzas que el día es largo, nos reagrupamos en la carretera y pasando la entrada que sube a la torreta de Cabeza Alta nos desviamos a la derecha, una leve subidita hasta La Molata de los tres Mojones (quien cojones pondrá los nombre a los parajes) y aquí paramos para iniciar el descenso por Poyal Cerrado (veis, si lo digo es por algo) hasta Covaleda.

Ponemos nuestras bicis en modo “BAJADA A SACO” y a tumba abierta para abajo, que CHULADA!! y encima  han arreglado la pista , pues la última vez que bajamos estaban sacando madera y aunque era también super diver!!   había que ir con mucho cuidado.

Nos reagrupamos de nuevo en el río,  junto a un puente muy chulo, Palo se pone a cuatro patas y  nos hacemos unas fotitos, había que habérsela hecho a él,   creo que el trípode no es de su talla.

Por  la senda que va junto al río nos dirigimos hasta el Puente de la Arenilla, no sin antes hacer un poco el cabra por un tramo de escaleras que nos tropezamos, cada uno como pudo o supo claro, ya que no somos RIDERS EXPERTOS, como uno que vino el año pasado con nosotros, creo que lo ha fichado RED BULL,                                                                                           que tío!!. 

Ahora tocaba reponer fuerzas, y el Puente de la Arenilla es el sitio elegido por la organización, vamos, donde dijo el Palo. Cada uno sacó su bocado preferido, plátano, barrita, gel, gominolas, frutos secos, etc… y a papear. Acordaros que el año que viene sigue allí la cascara del plátano de Max, yo la hice una marca para reconocerla.

Una vez la tripa llena lo de siempre, fotito de rigor y vuelta a empezar, lo que ahora cuesta un poquito más, pero aún tenemos un tramo llano para aclimatarnos. Tomamos una pista que nos dirigirá a la carretera que va de Covaleda a Molinos para cruzarla y comenzar la SUBIDA, unos 1000 metros de ascensión acumulada sin tregua de ningún tipo, así que cada uno que suba como pueda.

El tema empieza suavecito, con pendientes entre el 5 y 6 %, unos 3,5 km hasta el Paso de las Frigidillas (de eso en Navaleno no hay, ya sabéis, no hay mujer frígida sino hombre inexperto) y luego vienen unos 2 km que se endurecen con rampas  entre el 10 y 14 %, concretamente hasta el raso de Cubillas. De aquí quedan 2,5 km hasta el Refugio de Boca del Prado, los cuales son bastante asequibles y que nos servirán para relajar las piernas.

En Boca del Prado paramos a repostar agua y tomar un poco de drogaina para acometer el resto de la subida, el puntito gracioso fue que había unos chavales de despedida de solteros, y como no, uno disfrazado de “Hada del Urbión” con el que aprovechamos para hacer la foto del día.

De nuevo en marcha, el tramo está claro, por el GR-86 hasta la choza del muchachón, Oscar venía arrastrando una avería en el cambio, pero en el Refugio de El  Becedo su  X9 dice que no va más, yo que no entiendo mucho ya venía diciendo que era la patilla, normal, es la única parte del cambio que me sé, pero mira, atiné. Pues gracias a esa docencia (teórica y práctica) que ha tenido a bien el Palo  de ejercer con nosotros, ahora casi todos llevamos patilla de repuesto, aunque sin ella también lo hubiéramos solventado, seguro que el Cabra hace una de madera en un periquete.

En fin, avería resuelta y nos ponemos en marcha, parte del grupo ya había partido, solo nos quedamos unos pocos para ayudar. Yo pensaba que este tramito era ciclable salvo algún repechito, joder, menudo empujabike nos marcamos, tiene que ser chulo de bajada, pero subiendo a mí se me atragantó, de los 2 km que tiene el tramo, uno a patita mínimo.

En el Muchachón esperaba el resto del grupo, aquello parecía un spa, seguro que alguno se echó un siestecilla. Sin mucho lio nos pusimos en marcha, solo nos quedan unos 5 km para llegar a la cima del Urbión y ya los conocemos bien, además,  creo que este año íbamos todos bien de fuerzas y hasta disfrutamos de este terreno pestoso que diría el Palo.

Arriba hacía un día espectacular, yo me puse el chaleco por hacerle propaganda a Pinalea (además que me hace un tipín epectacular), pero no hacía falta ponerse prácticamente nada. Una vez llegamos  todos a la base arrancamos medio escalando a la cima, no sé qué coño le ve Jesús Calleja a ese deporte del Trekking.

Y POR FIN ARRIBA, nos hicimos fotos de todos los colores, tipos y posturas, hicimos amigos, había uno de Eibar majísimo, vimos chicas haciendo Trekking (ahora entiendo lo de Jesús Calleja y el Trekking), vamos,  porque no había bar, que si no nos quedamos allí de vermut.


Pero lamentablemente teníamos reserva para comer en  Quintanarejo, así que ponemos las bicis en “MODO BAJADA A SACO” de nuevo y pista. Para que os hagáis una idea la bajada os la descompongo en tramos, 7 km hasta el Cruce tejeros, de los cuales 3,5 son por un pedregal que te deja los brazos suaves, desde el Cruce Tejeros otros 7 km hasta llegar a la carretera que sube a la Laguna Negra, pista bastante buena salvo algún bachecito en el tramo final (para más información preguntar al Cabrerizo, y ya de paso, que cuantos éramos?).

Una vez en la carretera volvimos a reagruparnos, ya olíamos los chuletones, estamos a 7.732 metros de la parrilla de asar, aunque yo olía más la cerveza, cada uno a lo suyo.

Nos ponemos en marcha de nuevo y bajamos bastante juntitos y rápidos, cosa que no me va nada, así que me quedo un poco atrás, pues mira por donde, al llegar a una curva veo una bici en el suelo, bueno más que una bici era un cuadro, una rueda delantera y un ocho atrás, joder que ostión se tuvo que meter nuestro colega Carlos, Fernández, no confundir con García, di que el chico hace eso de Enduro y ya tiene algo de experiencia en caídas, porque yo le miraba y estaba entero de cojones, luego en la ducha vimos que tenía buena jera, bueno, a mí me lo contaron.

Los que iban por delante ni se enteraron del ostión,  así que mandamos a uno de nuestros mejores mensajeros (Vicente) a avisar, más bien a decir que vinieran con una furgoneta a por Carlos, el cuadro, la rueda y el ocho.

PUES NO!! Nos negamos a volver a casa andando, así que en un alarde de ingenio, destreza y peso (Goyito para esto no valía) montamos un tiovivo encima del ocho y lo enderezamos, TOCATE LOS HUEVOS!! luego nuestro amigo Billy le dio un toque técnico y apretando radios dejó la rueda mejor que de nueva.

Otra vez en marcha, pero ya hubiera sido la leche que con tal ostia hubiera podido llegar a Quintanarejo sin más problemas, así que en un momento dado, la patilla del cambio saltó por los aires,  y amigo…,  creo que tú KTM tiene el honor de haber sido la primera bici que llega en ambulancia al destino final, y mira que hemos tenido averías, pero  mejor ella que tú, hazme caso.

A todo esto hay que decir que la ambulancia (Goyito y su C-15) llegaron en cero-coma, es que NOS SALIMOS COMPAÑEROS!!

 

Ahora sí que sí, una bajadita rápida, un apretoncillo medio cuesta arriba y ya estamos en el Paraíso. Guardamos nuestras bicis, nos hacemos  un lavado del gato en el Parking del Balcón del Brezal y a la Table, al final cuantos éramos Cabrerizo? da igual, éramos un grupo de BUENOS AMIGOS más FELICES QUE EL PUPAS, que habían pasado un DÍA GENIAL juntos, compartiendo un montón de AVENTURAS Y RISAS  haciendo los SEGUNDO que más nos gusta, a Goyito también, y que ya estamos deseando volver a juntarnos para prepararla otra vez, que tal LA SIERRA CEBOLLERA CHICOS?.


Ya por último quería hacer una breve referencia a todos los participantes de la NAVALENO BTT-TRAIL 2014:

Expresamente  venido desde Galicia, pasando por Segovia, Navaleno, El Hachero , La Roca de Ucero y lo que apaño por casa,  KEKAN. Ah, se me olvidaba, y por el estanco. GRAN SUBIDA KEKAN!!

También expresamente desde Canarias, Segovia y el resto del viaje intentando seguir a Kekan, MAX. COMO SIEMPRE, DÁNDOLO TODO!!.

Desde algún remoto lugar de la Ruta del Nízcalo, LUCAS. Cuando llegué al Ubión y me dijeron que bajó al mirador de la Laguna Negra pensé, “No me jodas que se ha pedido otra vez”. INCANSABLE LUCAS!!

Desde …(aun no me ha dicho Lucas de donde es) , KIKO. AMIGO DE LUCAS!! Solo el hecho de venir dice mucho de él. SERÁS BIENVENIDO SIEMPRE!!

Desde Navaleno GOYO. Que puedo decir de un tío que no se pierde esta aventura con sus amigos, aunque al día siguiente tenga que ir a la Marcha Cicloturista de Neila, a cascarse 166 km,  y encima quedar entre los mejores. ADMIRACIÓN POR TI GOYITO!!

Otro de Navaleno, aunque pasas sus ratos entre El Burgo (los malos) y Soria (los cojonudos, je je), EL PALO. THE ORGANIZATER!!, TEN UN PALO EN TU VIDA!!, GRANDE PALO!!

De San Leonardo pero residiendo en San Pedro Manrique, JOSE. ESE ÚLTIMO KIÓMETRO DE SUBIDA SE NOS ATRANGANTO, EH!! Da gusto ir de ruta con él, con lo cachas que está y es tan buen chico, me transmite paz.

Más de Navaleno, EL CABRERIZO. Porque no entrena mucho, si no se va con el Goyo a Neila, ya le conocéis, en cada ruta nos deleita con algunos pasajes del Libro de la Vida, es mi amigo y siempre está pendiente de mí en las rutas. GRACIAS CABRA!!

Desde Madrid,  aunque se prodiga poco, NACHO. LA EXPERIENCIA!! Ah, y el primo de mi amigo Cabrerizo, no digo más.

Desde Madrid, Barcelona, o cualquier parte del Mundo, OSCAR. FINO EL TÍO!! , es de los míos, está a las verdes y a las maduras, no te aburres con él tampoco. EPECTACULAR SUBIDA OSQUI!!

Desde Burgos, San Leonardo o una tienda que acaba de montar, CARLOS. EL QUE SALE EN LAS FOTOS TUMBAO!! OTRO CRACK!!

De San Leonardo y recién salido de una lesión (para variar), VICENTE, EL DE LAS VOCES!!. Espero que poco a poco vuelvas a nuestras rutas semanales y volvamos a oír esos berridos por el monte. COMO SIEMPRE, SUBES QUE TE LAS PELAS!!

También de Navaleno, un reconvertido de las Motos (aún no del todo), CARLOS FERNÁNDEZ, COMO BAJA EL TÍO!!. Después de arreglar su rueda, todavía tuvo los cojones de pasarme bajando. BUEN CHICO!!

Desde Guriezo o eso creo, HUMBERTO. CARRETERO TOTAL!! Un gran deportista y una garantía para que no sobre chuletón en la comida. TIENES BUENOS GOLPES HUMBER!!

Desde Tajueco, EL TAJUECO, así le llamaba yo, aunque creo que se llama Jesús. SE PORTÓ COMO UN CAMPEÓN!!. También serás bien recibido siempre, como no, DEJÓ 20€ PARA LAS COPAS!!.

Y por último yo, de Navaleno también,  PIPE, o falta alguien Cabra? Pues aparte de pasármelo como un enano el sábado, mi amigo Palo me ha dejado que escriba esta crónica de recuerdo de TAN ESPECTACULAR DÍA, lo cual para mí ha sido un PLACER!!

P.D: Todas las fotos de la ruta se pueden ver en http://www.navalenobtt.com/multimedia/fotos


Ruta 22 de Junio. Tomando el Castillo de Ucero.!!!

publicado a la‎(s)‎ 23 jun. 2014 13:41 por Jesús Palomar Lucas   [ actualizado el 23 jun. 2014 13:45 ]

Siete NavalenoBTT y nuestro amigo Fredi de Espejón el cual ya ha venido varias veces con nosotros acudimos a nuestra cita de cada semana.
Se esperaba día de intenso calor. Las primeras horas de la mañana fueron estupendas ya que el fuerte calor no apretó, pero a partir ya de las 12 de la mañana el calor fue muy intenso y aparte de la dureza en sí de la ruta y el paso de los kilómetros, el calor pasó factura a más de uno.
Comenzamos la ruta con la intensa subida por Barranco Lobo hasta el cortafuegos. El ritmo era fuerte y esta fue la tónica de toda la ruta y en las subidas más aún si cabe. ¡Como andan estos tíos...!!!
En la bajada desde el cortafuegos dos imprevistos, uno sin consecuencias y otro el otro algo más grabe pero al ser algo material, pues que sean todos así. A Goyo se le suelta el gps de su soporte y con tan mala suerte que va a caer con la pantalla en una piedra, dejándolo inutilizado. Y el segundo imprevisto la caída de Jose Antonio al tomar la curva sin consecuencia alguna. No fue la única del día, ya que nos deleitó con una serie de otras dos caídas en parado al no poder soltar la cala a tiempo.
Continuamos la ruta dirección Vadillo y pronto nos presentamos en Herrera y tras tomar la variante de pista que lo rodea,nos dirigimos por la piscina de agua para elicopteros dirección  al mirador de la Galiana.
Como antes decía el ritmo era fuerte y subimos un fortísimo repecho de unos 500 metros por un bonito enebral a ritmo infernal. El pulsómetro echaba humo. Continuamos por caminos que hasta este día no habíamos circulado y disfrutando del magnífico día que teníamos.
Una vez llegados al mirador de la Galiana, nos hicimos la foto de rigor y continuamos por una de las sorpresas del día, la bajada al cañón del río Chico por un antiguo sendero de pastores que a todos nos sorprendió por su belleza y tecnicidad en alguno de sus pasos. Ya abajo del cañón del río Chico la maleza perdía el sendero y había que ir intuyendo lo que buenamente nos lo parecía hasta llegar ya al río Ucero donde tomamos el bonito sendero que nos subió hasta el Castillo. Aquí ya hicimos la parada de avituallamiento para recuperar fuerzas.
Continuamos por pista dirección a Cantalucia por pistas rompepiernas y más aún se rompían con el ritmo que íbamos poniendo en cabeza. Eso si, siempre con reagrupamientos en todos los cruces para evitar perdidas entre la cabeza y la cola.
Pronto nos presentamos en Cantalucia, donde nos desviamos por una pradera para tomar un camino que nos haría cruzar el curso con agua del río Chico para iniciar la subida más larga y dura del día por la que yo ya llamo autopista pestosa de Herrera. Tramo de pista zahorrada ancha con fuerte pendiente continua y con un sol que apreta siempre de lo lindo. Llegamos a Herrera y por la carretera de acceso al pueblo desde la SO-920 nos dirigimos al llamado Camino del Burgo que nos fue a llevar por un roto tramo lleno de roderas y agujeros a Vadillo. En este tramo final Jose Antonio pincha pero rápidamente se une al grupo. Tras el reagrupamiento en Vadillo continuamos ya dirección a Navaleno. En este aunque corto tramo final a Pablo le da un amago de pájara, pasando los últimos kilómetros de la ruta con alguna que otra dificultad.
Y como disfrutón final de ruta, la bajada a lo kamikaze que hicimos Goyo, Jose, Oscar y el que escribe esta vez con una visión de lujo de mis tres compañeros como descargábamos toda la adrenalina que nos quedaba en el último saltito en los hierros rojos.
Otra gran ruta más de este grupo que como cada día culminó su salida con unos buenos torreznos y unos porrones en el Maño.






Ruta 4 de Mayo. “DE CUERDAS Y TRUCHAS EN LA FUENTONA”

publicado a la‎(s)‎ 8 may. 2014 11:20 por joseantonio.lucas@navalenobtt.com

Así hemos llamado esta preciosa ruta a la Fuentona. Vertiginosa ruta, que hicimos a una media de 17,7, Km/h.,  para un total de 52,4 Km. Y 1.090 metros de ascensión positiva. 

A las 9:30 aparecimos en la plaza, Goyo, Alberto Cabrerizo y el que suscribe, José Antonio Lucas, en una bonita y soleada mañana de este domingo puente de mayo, con gran afluencia de gente en nuestra comarca. Esperamos los 10 minutos de rigor e iniciamos la ruta, con un primer calentón subiendo hacia Cabeza la Fuente, para coger la senda que nos lleva a la carretera general y cruzarla para subir por Vallehondo. Allí tomamos el camino nuevo que sube hacia la calle-cortafuegos de Navaleno con “Pinar Grande”, que por cierto estaba en pésimo estado, por la humedad acumulada de las tormentas de días atrás. Una vez en la calle, bajamos hacia el Paso de los Peces, cogiendo a continuación el Paso de Sotofrío, muy cerca del Raso de la Tablada, para subir en dirección a la N-234 y cruzarla cerca de Mojón Pardo. Pasados los Altos de Ruindecabrón y de las Cumbreras, iniciamos la bajada hacia Muriel Viejo por el antiguo camino de Navaleno a Muriel. Desde allí, y cruzando el casco urbano, iniciamos una preciosa subida por la pista que sube hacia la Peñota. Esta subida, hasta el Pico del Portillazo es dura, pero a la vez preciosa, pudiendo ver allí todo tipo de árboles, robles rebollos inmensos, quejigos, alguna encina, las tres especies de pinos, albar, negral y pudio, y sabinas ya entrando en la Sierra de suelo calizo. Coronada ya la parte alta de Peñota, iniciamos una bonita y rápida bajada hacia la Fuentona por el paraje de la Carretada.


En la Fuentona sacamos unas bonitas fotos, sorprendiéndonos la total transparencia del Ojo de la Fuentona, donde pudimos ver y fotografiar un numeroso grupo de trucha común de gran tamaño, de ahí parte del título de la ruta. Desde allí, bajamos por la senda que transcurre por toda la margen izquierda del río Avion hasta Muriel de la Fuente, donde había muchos visitantes, coches y autocaravanas aprovechando el puente. Allí, tras cruzar el pueblo entramos en el monte de Muriel, llamado “El Pinar del Secretario”, porque es un monte pequeñito que casi no da ingresos al pueblo para pagar al secretario, según dicen las malas lenguas. El Cabra nos volvió a deleitar con una de sus frases “hoy va de cuerdas”, al pasar por varias porteras metálicas atadas con cuerdas. De ahí la segunda parte del título de la ruta.

Desde allí cogimos el camino que, por la Taina de la Tejera y San Apudio nos lleva hasta Cubilla, cruzamos el casco urbano y por la pista próxima al arroyo del Colgado nos dirigimos hacia Talveila, cogiendo un tramo de carretera para cruzar el Barranco del Hocino.

Después de cruzar el casco urbano cogimos el antiguo camino de carros que sube hacia el Alto del Campillo en dirección hacia Navaleno, aunque nos desviamos a la izquierda para volver a bajar por Valhondillo a la carretera de Vadillo. Antes de llegar al pueblo, nos desviamos a la izquierda para subir por el camino de la Fuente de Romanillos hacia el Alto de Otero Mayor, larga subida que hicimos a buen ritmo, hasta coronar y bajar por el camino que nos lleva hacia el Raso de Manarenas y bajar por la senda que tanto nos gusta hacia Cabeza La Fuente y terminar como otros días en el Maño. A las 13:00 estábamos allí y esta vez no nos quedamos sin torrenillos, aunque en 10 minutos el bar se llenó de gente. Aprovechamos el día de calor para regarlos con un porrón de cerveza con limón que nos supo a gloria.

Ruta 13-4-14. Subida a San Cristobal

publicado a la‎(s)‎ 20 abr. 2014 9:35 por joseantonio.lucas@navalenobtt.com

Después de la intentona del pasado 31 de diciembre, debido a la lluvia, y en especial al barro arcilloso que inmovilizó nuestras bikes antes de iniciar la subida, nos animamos a intentarlo de nuevo, esta vez con muy buen tiempo, un sol radiante y buenísima temperatura, regalo de los primeros días de primavera.

A las 9:30 horas acudieron a la plaza Goyo, Pipe y Cabrerizo, que esperaron 10 minutos y al no llegar nadie más, iniciaron la ruta. El que suscribe, al ver en nuestra web copiada la ruta del pasado día 31 a las 10:00 acudí a esa hora (bueno 5 minutos más tarde), extrañado de que no hubiese nadie. ¿Me he equivocado de día?.¿Han salido puntuales?. Pues nada, al no haber nadie allí cerca salí zumbando para ver si los pillaba. Al llegar a la pradera de Navalcubillo ví que en la aguada de la noche se marcaban dos o tres ruedas, así que me animé a tirar todavía más. A medida que me iba encontrando gente, todos me decían, ¿Sí, han pasado hace unos 10 minutos!. Así que yo a tirar cada vez más para intentar cogerles. Así fue recorriendo la primera parte de la ruta, la tradicional bajada hacia el Chorrón, el camino de la Cruz de Piedra y la parte del tramo de vía del tren transitable hasta entrar en el monte de San Leonardo.


Antes de la subida a Majaliana, la ruta transcurría por los bonitos y frescos valles de pino albar de nuestra tierra a esas horas de la mañana. Después la bajada al casco urbano de San Leonardo, para coger la carretera hacía NORMA y desde allí, el camino de subida a la “Dehesa de Quiñones”, bonito robledal-rebollar, donde pastaban antiguamente las vacas de los vecinos del pueblo, y  que contrasta con los pinares de los alrededores. Allí, en el último garito me encontré a Manolo, guarda del Cañón de Río Lobos, al que le volví a preguntar cuando habían pasado mis predecesores. ¡Hace algo más de diez minutos!. Pues qué bien dije, por lo menos han pasado, pero yo venga tirar y no los pillaba, así que continué subiendo el camino, dejando a la derecha la Sierra de la Lastra, adentrándome en zona ya caliza, girando a la izquierda al llegar casi al límite de Hontoria del Pinar, entrando en zona de sabinas y/o enebros. Desde allí bajada por el Pozo Claro y el Morro hacia Arganza. Esta vez el camino de tierra arcillosa estaba seco y no se pegaba a las ruedas como la vez anterior.

Tras llegar a Arganza, subida larga y tendida por la cara sur de San Cristóbal, próximos al arroyo de los Cubillos. Allí me encontré a grupo de caminantes, ¡Si, acaban de pasar hace 10 minutos!. Pues estamos buenos dije, ¿O yo estoy hecho una mierda o están tirando como cosacos!. Después de cruzar un pequeño tramo del término de Casarejos y girar a la izquierda, tomé el camino de subida final a San Cristóbal. Al llegar a la portera de entrada a la finca particular ¡Sorpresa!, Allí estaban Goyo, Pipe y Alberto, a los que ya les pregunté confirmándome que habían salido media hora antes que yo. Esta vez la llave de la portera no habría la misma, el hierro que protege la cerradura no cedía y no había quien lo moviese, así que decidimos colar las bicis por debajo de la puerta y continuar la subida. Arreón final para sufrir en las últimas y duras rampas de piedra y  coronar por fin el cerro.


Desde San Cristóbal, día claro y despejado que nos permitía una vista excelente, y que compensaba el cansancio final de la subida. Allí repusimos fuerzas y sacamos unas cuantas fotos del grupo y del paisaje. ¡Vamos a hacer alguna pose diferente!, como se había citado en WhatsApp, así que nos encuadramos cual modelos de Interviú y repetimos varias tomas para elegir luego las que colgar en la web.

Tras reponer las fuerzas, rápida bajada hacia el Palomar, cruzar la carretera e iniciar la dura rampa  que enfila hacia las Tres Cruces. Desde la majada del Alto de Cabeza Pilena iniciamos la bonita bajada hacia el arroyo de Valdevalero, que comenzamos a bajar sin darnos cuenta de que la ruta nos marcaba cruzar la pista, así que vuelta camino atrás y otra dura rampa para coronar el pequeño collado que separa Valdevalero del arroyo y camino de San Roque. Allí cogimos la bonita senda de bajada que tanto nos gusta para llegar al casco urbano de San Leonardo y tomar el camino de la Fuente del Pino. Desde la fuente, la senda que nos lleva a Navacastellanos, para iniciar luego la larga y dura subida hasta la calle de Vadillo con Navaleno. Ya oliendo el final de la ruta, iniciamos la bajada por el camino de Valdelahierba, tomando a la derecha la senda que, tras cruzar la línea eléctrica, nos lleva hacia el camping y la Fuente del Botón. ¡Y a reponer fuerzas al Maño!, para no perder las buenas costumbres… 

Ruta 30 de Marzo. La ruta del gato montes

publicado a la‎(s)‎ 31 mar. 2014 11:31 por Jesús Palomar Lucas

Tras la tempestad llega la calma...
Menuda tranquilidad había este domingo en la plaza a diferencia del domingo pasado, donde se dieron cita más de 100 bikers a disfrutar de la I Rompepiernas de Pinares.
El cambio de hora este año nos mató a varios de nosotros. Pocas horas dormidas y encima trasnochados... así que el cuerpo que al menos traía el que aquí escribe era de risa.
Cuando suena el despertador y no sabes realmente la hora que es, ya que algún reloj todavía no lo tienes cambiado de hora. Media vuelta en la cama que se está muy agusto, pero con el run run en la cabeza de que hay que levantarse y no faltar a la cita de cada domingo con nuestros compañeros de fatigas de NavalenoBTT.
Ya por fin te levantas, preparas la ropa y todos los bártulos, desayunas y a por la bici.
En la plaza ya estaban los fijos de todos los días, Pipe, Cabra, Goyo y yo era el último de Filipinas por acudir. Cinco minutos de espera por si acude algún que otro más rezagado y a por la ruta de hoy.
Comenzamos y como siempre a subir nada más empezar. Esta vez con la subida por la Decara dirección la Cruceja, pero desviándose hacia Vallehondo para cruzar la nacional e ir hasta el polígono donde comenzamos la primera subida larga del día hacia Otero Mayor.
La conversación del día era las impresiones y sensaciones de cada uno tras la Rompepiernas celebrada el fin de semana anterior, el ambiente de MTB que se vivió en todo el pueblo y con ganas de que el próximo año volvamos a disfrutarla tanto o más que este.
Goyo que hizo un gran papel siguiendo la estela de Rubén Herrero de Mundobici. Cabrerizo que estaba super contento por el tiempo en que la hizo, Pipe que junto con su hermano Max la disfrutaron de lo lindo y yo que en este caso me tocó currar en la organización y preparativos de todo.

Tras el reagrupamiento ya en el alto comenzamos la bajada hacia Vadillo. Ritmo relajado y disfrutando de la buena mañana que teníamos. Un par de corzos se nos cruzan antes de llegar a la carretera, donde giramos dirección Talveila para coger el camino por el barranco del Pradejón. Tramo muy muy bonito por donde nuestros compañeros seteros Pipe y Cabra nos iban diciendo que era terreno muy bueno para el Marzuelo. Por el Vallejo de la Fuente entramos en un tramo de senda preciosa y poco marcada. Fuertes aunque cortos repechos nos esperan en un continuo tramo de toboganes divertidísimos.
Tras estos bonitos tramos salimos a las piscinas de Talveila, donde por la carretera del ojuelo vamos hacia el norte para desviarnos por el barranco de la Covatilla por donde nos encontramos una zona llena de tasugueras que nuestro compañero Domingo un día ya hace unos cuantos años nos enseñó. Seguidamente sorteamos un gran pino que se cruza en el camino por donde el barranco toma su mayor belleza con el arroyo al fondo.
Seguidamente y tras desviarnos del barranco, entramos en un tramo de repechos por la zona de las vueltas. Tramo este también muy muy bonito por el que hacía más de un año que no pasábamos y que a mi personalmente me encanta.
Salimos a la N-234 y decidimos hacer la parada de rigor para comer algo y ya encarar ya la parte final de la ruta de hoy.
Bajamos por la Matilla Rubia hacia el Raso de la Tablada. Nos sorprende el estado del terreno tras el agua y la abundante nieve caída durante la semana, ya que no nos encontramos casi barro.

Cogemos pista-autopista que yo llamo y nos presentamos en la Estación de Pinar Grande, continuamos por el Ortigal y seguimos por la pista del Presón, donde justo antes de llegar al cruce del camino de Parcaminos pudimos disfrutar de la presencia de uno de los habitantes de nuestros montes más sigilosos y difíciles de ver. Un magnífico ejemplar de gato montes cruza la pista a unos 20metros de nosotros. Tal es la sorpresa que al principio creímos que era un zorro, pero no, viendo bien como era ya nos dimos cuenta de que era un gato montes. Cabrerizo se salio del camino para poder seguirlo y poder verlo mejor, pero rápidamente lo perdimos de vista.
Que grato es ver estas especies...
Hacemos Parcaminos y tras la carretera de Canicosa nos desviamos por la pista de la Estación dirección la Cruz de Piedra. No se el que nos pasó pero se nos encendió la mecha y sin más nos pusimos a tirar como locos, haciendo que nuestras 29er volaran con el viento en contra. Yo llegué a la Cruz de Piedra con 189 ppm marcándome mi pulsómetro. Le decía yo al Cabra, "tengo el corazón en la boca" y el me decía, "pues yo ya en la mano"... Menudo apretón que nos dimos.
Seguimos hacia el Chorrón y subimos por la senda de San Roque ya para encarar el pueblo y al Maño, donde nos apretamos porrón, caña y torreznos.

Ruta 16 de Marzo. ¡Vaya aparato que tiene el Pipe!

publicado a la‎(s)‎ 26 mar. 2014 1:43 por pipe@navalenobtt.com

Vaya aparato que tiene Pipe

No sé por qué, pero la crónica de la ruta de este domingo me apetecía hacerla, seguramente porque fue una ruta con mucha enjundia (el que no sepa lo que significa que mire la Wikipedia, que fue lo que hice yo en su día), dura y larga como miiiiii…..…., en fin, una grandísima ruta, yo creo que hasta valdría para la rompepiernas.

La mañana se presentaba inmejorable, hoy a los fijos se unió Domin, que hacía tanto tiempo que no venía que tenía la suspensión a falta de presión, así que tuvo que volver a casa a darle unos bares al amortiguador, pero como siempre que viene alguno falla otro, al final nos juntamos siete biciclistas, Goyo, Cabrerizo, Carlos Alberto, Palomar, Jaime, Domin y Pipe, el que os va a narrar las peripecias de hoy.

La ruta de hoy era de estas que apetece hacerlas, sobre el plano era una chulada y sobre el terreno lo fue más. Comenzamos como muchos días, subimos al cementerio, bajamos al campo de fútbol, volvemos a subir al Majadil y por detrás de la Tenada Matarruya bajamos al Raso Juan para seguir por el Camino de las Lanchuelas hasta el Parcaminos, y aquí empieza la enjundia (imagino que ya habréis mirado la Wikipedia), en mitad del Parcaminos hay un cartelito que pone a Barbojo, por ahí no vayáis nunca!!, es broma, siguiendo esa pista llegamos a la famosa Culata de Barbojo, es una subida bastante durilla, yo creo que del 14 % no baja al igual que mis pulsaciones no bajaron de 180.


Una vez arriba y después de jadear un rato había que bajar por el cortafuegos que lleva al Presón, cosa que hicimos en nada y menos, pero hoy a nuestro gurú del track le apetecía subir y según llegamos el Presón otra vez para arriba hacia La Cueva del Paseo, ya le dijimos al Palo que si no había ido a clase el día que dieron lo  de línea más corta entre dos puntos, pero parece ser que no.

Tras las risitas con el Palo seguimos hasta la carretera de Canicosa, cogimos la pista del Vadillo y bajamos hasta el Pilón (no hagáis chistes), en donde tomaríamos una de las subidas más chulas de la comarca, a la que hemos bautizado como la subida del Moral (por cierto en los 10.000 del soplao hay otra), tiene un puntito de técnica y cinco o seis de dureza, el último tramo es criminal, así que cuando llegamos arriba alguno preguntaba que cual era la Rompepiernas de Pinares, si la de hoy o la del Domingo que viene.

No sé si fue en esta parada o en otra cuando Domin me hizo la siguiente afirmación, “Vaya aparato que tienes” refiriéndose a lo que llevaba entre las piernas, la bici claro!! Y como tenemos entre nuestras filas a una de las mentes más rápidas de la comarca, el Cabrerizo, enseguida contestó algo acerca de que no era el momento de más apogeo del mismo (del aparato), ya sabéis, cosas de hombres.

Pues lo mismo de antes, risitas y a pedalear, ahora tocaba hacer un tramito de la rompepiernas hasta el Vallejo de la Laguna, donde nos desviamos a la derecha para subir a un refugio que ahora mismo no recuerdo su nombre, aquí aprovechando que hay una mesa de merendero paramos a almorzar, charlar y como no, la fotito de rigor.


Con la tripa llena continuamos por una sube baja para al final hacer de bajada la primera gran subida de la rompepiernas, aquí están sacando madera y casi  todos nos salimos de la pista al meternos por despiste por uno de los arrastraderos de las máquinas, a mi aun me costó encontrar la pista buena. Al llegar abajo estábamos en la Nacional, justo al lado de la Cruz de Piedra, cruzamos y nos dirigimos hasta Navalcastellano donde nos esperaba el cuarto puerto del día, la subida a Las Raíces, no es excesivamente duro, salvo el último tramo por el cortafuegos que se pone al 16 % y a estas alturas ya hace pupa en las piernas.

Nos reagrupamos arriba y  nuestro amigo Carlos Alberto nos abandona, pues tenía comida familiar. Nosotros bajamos por la Reyerta, es una bajada muy rápida aunque hay zonas  con mucha rama, al último tramo le han dado un pase de máquina y  ahora se baja de cine. Al llegar abajo faltaba Jaime, estuvimos esperando un rato y no venía, llegué incluso a pensar que se había vuelto con Carlos Alberto, pero al final apareció, resulta que se había estrenado en el noble arte de las caídas, que todas sean así.

Seguimos dirección al raso Manarenas, teníamos que desviarnos hacia Las Disañas pero los guías se saltaron el cruce, yo pensé que habían decidido acortar por lo tarde que era, pero no, fue un despiste aunque al final decidimos continuar acortando la ruta pero en  vez de subir al raso tomamos una atajo que te leva justo al cortafuegos, enfrente de la bajada a Barranco Lobo, aunque hemos descubierto que en la cartografía pone “Barranco del Lodo”, pobre Cabrerizo, ya no puede ir a coger Marzuelos a Barranco Lobo.

Ya quedaba muy poquito, la bajada hasta el pueblo era una incógnita, pues nos tirábamos por una de las sendas de la carrera de montaña, nada más empezar hay un tramito que mete miedo, Palo, Goyo y Cabra se lanzan sin contemplaciones, Domin paró y me hizo parar a mi, luego entre que bajo y no bajo me caí dos veces de la bici, en parado!!  aún me duele el culo, una vez me fui contra un pino y la otra encima de la bici, así que al final bajamos ese tramito andando y luego por una divertida senda que nos lleva casi hasta el Botón.

PRUEBA CONSEGUIDA!! Llegamos al Maño donde nos arreamos un torrezno y doble ración de porrón y caña, SUPER MERECIDA!!

Ruta 9 de Marzo. "Repitiendo a chorizo"

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2014 18:18 por pipe@navalenobtt.com

REPITIENDO A CHORIZO

Hoy nos levantábamos todos con el cuerpo un poco así, unos tras haber pasado “un día más grande que la Matanza”, y es que el día anterior fue la matanza, y otros,  con el susto vivido tras la peli del sábado “Nos pillaron y pal monte”, que como ya sabréis todos, hubo un robo en Navaleno y los ladrones fueron sorprendidos y  salieron huyendo, por cierto, vaya  vecinos más valientes que tenemos, espero que lo próximos se lo piensen sabiendo que los del pueblo no se van a quedar mirando.

Bueno!!, vamos a lo nuestro. La AEMET predecía un día soleado y con buena temperatura,  y así fue, quizás soplaba una brisa fresquita (vamos que el Goyo salió en manga corta y se le notaba la piel de gallina), pero el día era inmejorable para darse un garbeíllo con la bici.

Hoy nos juntamos siete, no pongo el adjetivo de valientes por lo que he mencionado antes  del tiempo (valientes los del sábado pasado, que cojones!!),  aunque alguno con el cuerpo jotero que llevabamos sí que se merece el adjetivo. Los que aparecieron por la plaza fueron Goyo, Pablo, Lucas, Cabrerizo, Carlos Alberto, Pipe (o sea yo), y dejo para el final a nuestra última adquisición, Jaime, que ya lo intentó hace años y las pasó canutas, pero he de reconocer que el chaval se portó, un poco palizas pero se portó.

El recorrido de hoy era muy pistero, a priori!!, comenzamos subiendo por el campo de fútbol hacia los Carriles para salir a la 109, subir a la cruceja y bajar al camino del Ortigal, en dicha bajada nuestro amigo Carlos nos deleitó con un mortal hacía delante, le dimos un 10 en la ejecución y un 5 en la recepción, vamos, sin consecuencias. Del Ortigal continuamos dirección Estación de Pinar grande donde tomaríamos la pista que va al Raso del Sacejo pero al llegar al camino de la Lagunilla nos desviamos a la izquierda, ya me lo imaginaba y lo comenté, esto va a ser un barrizal de la leche, efestivamente!!, vaya chungo que estaba!!, y para colmo  el camino de la Lagunilla estaba en obras, menuda trisca nos dimos.


Una vez pasado el tramo pestoso salimos a  la carretera (o lo que era la carretera) que va al campamento, bajamos dirección pantano y pasado el cruce de Sotolengo nos desviamos hacía el Mórico, buen repechito para nuestras piernas, yo sabía que nada más coronar tomaríamos una pista que nos bajaría de nuevo a la carretera del pantano y estaba convencido que yo no la había ciclado nunca, y efectivamente yo no he rodado por ella nunca. Salvo un tramo con una enorme barranquera en la que Goyito paró para avisarnos, la pista estaba bastante bien, sale justo en las Lagunas de los Muneras (esto de las Lagunas nos lo contó Lucas).

Continuamos un tramo por la carretera y en el refugio de Agua Buena otra vez para arriba, por el camino de Agua Buena precisamente, esta pista tampoco la había rodado nunca, bueno, mejor digo navegado,  hubiéramos subido mejor en canoa, mi madre que charcos, la mitad del recorrido íbamos por fuera de ella. Al llegar arriba, cerca ya del desvío de Mata Hornillo aprovechamos para reponer fuerzas, un platanito, una barrita y alguna gominola, foto de rigor y a pedalear de nuevo.

Seguimos dirección al Refugio de Mojabragas y en el Alto del Robledillo giramos a la derecha para bajar a la Mata verde, a la carretera que va de Sotolengo a Abejar, rodamos unos metros por ella y en Majada de las Vacas a la izquierda hasta La Fuente del Cubillo, este paraje sí que lo conocemos, ya paramos el verano pasado en esta fuente a coger agua, cosa que tuvimos que haber hecho hoy, pues la ruta era larga y con el solecito (y la resaca) había sequedad en la garganta.


Desde la Fuente piti piti hasta el Alto de la Cervera, es un continuo subir que aunque no son grandes pendientes te va haciendo mella en las piernas, por lo menos a mí. En el alto nos desviamos por el cortafuegos (por cierto que bajadita más chula y que saltitos me pegué) hasta el Portillo de Enmedio y de aquí bajamos a las Lagunillas.

Ahora teníamos un tramo de pista buena, me emocioné tanto que bajando piñones se me salió la cadena, teníamos que bajar hasta el paso de Sotofrío, cruzar la vía y subir a Mojón Pardo, esta subidita también la conocía y sabía que iba a ser pestosa de cojones, pero ya era casi el último esfuerzo, Pablo me contaba que estaba doblado, normal, desde el minuto uno a rueda del Goyo, a ver si espabila.

Al llegar a Mojón Pardo tomamos la  Carretera Nacional y en el cruce de Talveila nos desviamos hasta Mojón Blanco, esto sí que fue el último puerto, nos quedaba bajar un tramito del cortafuegos y pillar la antigua nacional, rodamos un tramo por ella (con mucho cuidado por el tráfico, je, je) hasta salir de nuevo la nuestra queridísima CN-234, cruzamos y a toda leche para el Maño.

Yo iba con más sed que hambre, así que me pedí una cañita, los compis un porroncete y alguna Coca, cuando nos dimos cuenta, ni siquiera habíamos pedido los Torreznos, se notó que el día anterior fue la matanza. Al final 48 Kilometrejos que por la dureza de algún tramo parecieron 60.

Ruta 23 de Marzo. La larga de la Rompepiernas de pinares

publicado a la‎(s)‎ 24 feb. 2014 0:17 por Jesús Palomar Lucas

9:00 de la mañana, un helazo para cagarse. Sólo el asomarse a la ventana y ver todo blanco que parecía que había nevado te echa para atrás, pero que leches, si llevamos todo el invierno saliendo con truenos y centellas... así que camino a la plaza a reunirnos todos.
Hoy faltaron alguno de los fijos que dijeron que no faltarían hoy para conocer esta ruta, pero los que no fallamos fuimos Pipe, Cabrerizo, Jose Antonio, Goyo y yo.
Estuvimos esperando un poco por si llegaba algún rezagado pero empezamos la ruta que hoy nos esperaba sufrimiento del bueno.
A estas alturas de temporada y con las distancias que solemos hacer en esta época del año, los 50 km y sus 1290 metros de ascensión que nos salieron ya se preveían duros y que íbamos a llegar fundidos.
El terreno estaba duro a primera hora de la mañana. Algo normal con los 5º negativos que habíamos tenido. El rodar se hacía muy fácil. Claro está que en las subidas no, pero después de esta semana sin lluvia y aunque ayer calló nieve y agua, nuestro terreno es tan arenoso y filtra tanto que desde el domingo anterior había muchísima menos agua por los caminos.
La bajada por los Llanos parecía que el frío cortaba la piel, pero ya nos habíamos calentado las piernas y ya no había forma de parar.

Comenzamos la segunda subida fuerte del día por la pista de la cuestona, que como su nombre indica es una subida larga y muy continua, con algún que otro descanso pero que casi siempre mira hacia arriba.
Reagrupamos en la cima y comenzamos la bajada por pista con mucha mucha agua en la que hay que tomar precaución para no irse fuera. Grandes balsas de agua justo antes de llegar al Praderón, donde seguimos por camino senda y de nuevo cuesta arriba. Solemos ir juntos pero aún así cada uno va regulando y nos reagrupamos.
El continuo sube y baja es duro, pero es lo que hay y tenemos en nuestra zona. 
Ya en el valle de la Majaliana comenzamos de nuevo a subir y en esta ocasión con la que llamamos la cuesta del marica, en la cual hoy fui yo el que puso pie a tierra, equivocando la trazada y no pudiendo salir de la chorrera.
Tras el fuerte repecho un par de liebres nos pasaron a saludar. Es curioso, porque no solemos verlas en nuestras rutas, y los conejos mucho menos... jajajajajajjaja.
Volviendo a la ruta nos dirigimos hacia los Altos de la Majaliana, en la que podemos disfrutar de unas espectaculares vistas de todos nuestros alrededores.
Ya casi en San Leonardo empezamos desde la Fuente Doña Mari otra de las fuertes subidas por la pista del Hornillo. Tramo de subida este muy bonito, con un repechón fuerte al final y algún descansillo que se agradece mucho.
Otra de los tramos chulos del recorrido es la senda del Donoso y en bajada. Tramo precioso donde los haya y en el que vamos a fuego disfrutando de el. Hay un paso bastante complicado en el que un baden hace difícil su paso, pero normalmente lo suelo pasar montado, pero hoy frené demasiado y cogí la curva por el interior y aunque casi parado volé sobre la bici. Fue una caída sin consecuencia ni daño alguno, así que continuamos por la senda hasta el arroyo del Ojuelo, donde antes de cruzarlo vuelvo a dar con los huesos en el suelo tras pisar una raíz mojada con la rueda delantera y culetazo lateral. Joder que rachita y en menos de 300 metros. Pero bueno fue sólo un pequeño golpe sin consecuencias y de nuevo a la ruta.
Ahora tocaba pista hasta buscar el primer avituallamiento que se situará en el kilómetro 20,6 y donde se separan los recorridos largo y corto. Nosotros también hacemos el avituallamiento y paramos al sol a recargar las pilas que nos esperaba un buen tute todavía.
Continuamos por el Prado de las yeguas hacia el camino del Robledo y aquí comenzar una ligera subida hasta justo el final donde hay otra pared en La Cruz del muerto.
Aquí nos reagrupamos de nuevo y seguimos sin dejar de subir por una de las más duras de la ruta, el cortafuegos de Peñas blancas hacia el alto de la Cabreriza. ¡Que duro que es este tramo!
Arriba de nuevo reagrupamiento, y como bien decía Cabrerizo, hoy el sufrimiento nos había alcanzado pero bien pronto...
Bajada por el lomero de Valdelamadera para juntarnos de nuevo con el recorrido corto y seguir camino Majalasvacas y salir al camino del Ojuelo y comenzar la subida más dura de la jornada hacia la Flecha.
Yo hoy si que puedo decir que la subí por cojones, porque en más de un momento se me pasó por la cabeza el echar pie a tierra, pero no se podía y había que darlo todo hasta gastar el último gramo de energía que hubiera.
Lo más duro ya había pasado, pero todavía quedaban alguna que otra subida que se podía atragantar y más con lo que las piernas llevaban ya encima.
Continuamos por el cortafuegos hacia la Junta de los tres valles, pero siguiendo hacia el Toconazo por una bajada preciosa, pero en la que hay que tomar precauciones por lo sucia que está y los barrancos que hay al final de esta.
Una vez abajo seguimos entre el curso del arroyo que baja por mitad del camino ahora abajo del Toconazo, hasta coger la pista que nos llevará hasta el cortafuegos de Navaleno-Casarejos y subir por el camino que ahora está muy blando por el agua hasta el Salteadero. Bajamos hasta la pista hasta coger el camino del Paso de la Solana y comenzar la subida desviándonos hacia Mingo Pardo. Esta era la última subida del día y el cuerpo ya lo agradecía, pero las patas ya estaban tocadas pero bien...
Seguimos por la fuente del Roble y bajamos hacia el km 4 de la carretera de Canicosa donde cruzamos para por la pista de Parcaminos llegar a las Lanchuelas y la Cientonueve. Paso del Mario y el último repecho de la jornada hacia la Tenada de Matarruya. Aquí las calambres querían aparecer en varios de nosotros, pero conseguimos subir y acabar la ruta noblemente y sin percances.
Hoy en vez de caldito nos apretamos un buen porrón de cerveza con limón y unos torreznos que nos dieron la vida en el Maño.







1-10 of 161

Comments