Crónicas‎ > ‎

II Quedada NavalenoBTT- Una quedada con mucha miga

publicado a la‎(s)‎ 3 abr. 2012 8:58 por Jesús Palomar Lucas

Ocho de la mañana, y los componentes del NavalenoBTT iban acudiendo al punto de salida en el polideportivo. A todos se les veía ilusionados y con muchas ganas de que la quedada saliera bien según lo planeado. El reparto en los grupos ya estaba planeado, y cada uno sabíamos nuestra función de apoyo a los participantes. Todos involucrados a tope con nuestra quedada.
Los participantes comenzaban a llegar e iban pasando por el control de firmas. Saludos, abrazos entre viejos amigos que hacía tiempo que no se veían, y nuevos conocidos que venían a pasar el día y conocer nuestros montes con nosotros.
Las bicis iban bajando de los coches y preparándose para lo que les esperaba (si las pobres pudieran hablar, como nos pondrían).
Por fin llegan las 9:00 y comunicamos a los participantes, que el grupo de los que harían la ruta a ritmo más tranquilo, se fueran preparando para tomar la salida. Nosotros nos distribuimos según lo planeado en este grupo. Entre los participantes, muchos ya tenían muy claro a que ritmo querían hacer la ruta, pero alguno se coló o confundió de grupo.
Parecía que no tenía ya mucho sentido el hacer otra salida tal y como lo teníamos pensado a las 9:15 con otro grupo de nivel medio, ya que prácticamente seríamos unos treinta ya por tomar la salida, y decidimos fundir los dos grupos, y a las 9:25 comenzamos ya la ruta el grupo de los más fuertes junto con los de nivel medio. (No se si fue buena idea o no, pero así lo hicimos).

El ritmo de salida fue suave, dado que todos estábamos frío, y no sólo por la temperatura con la que nos recibió el día.
Pronto comenzaron las averías. Creo que no llevábamos ni tres kilómetros y ya tuvimos la primera avería (una rotura de cadena) esto hizo que pronto se fuera rompiendo el grupo. Íbamos comunicados por los walkies, y así conseguimos casi reagruparnos tras la bajada de los Llanos, y digo casi, porque seguido hubieron otros dos pinchazos. En el puente se mató José, el grupo que había salido el último ya estaba dividido en dos. Uno con unos veinte integrantes, que Carlos y Luco fueron llevando a ritmo un poco más lento con la intención de que de nuevo nos fusionáramos, pero esto no se dio hasta San Leonardo. En el otro grupo seríamos otros tantos, que en el Salteadero nos reagrupamos para llegar juntos hasta San Leonardo. En este último grupo el ritmo era alegre, ya que había mucha pierna fuerte pedaleando. 
Por otra parte, por delante estaba el grupo de la gente más tranquila, que comandaba y dirigía Jose Antonio y Javi . 
Tras el paso por la bajada de la Flecha, que los más diestros en esta modalidad disfrutaron y el tramo de senda GR 86, que los más fuertes, incluso hicieron montados en la mayoría de los tramos más duros. Acabado este tramo hicimos un breve reagrupamiento y continuamos dirección a la fuente doña Mari. En la dura subida rastrojera pasando el campo de fútbol, comenzamos a fusionarnos con el grupo que estaba intermedio, y en la bajada a la estación hubo un imprevisto y despiste por parte de un grupo de participantes que en la Estación de tren de San Leonardo, siguieron la senda de la vía dirección a Navaleno. Cuando gente del grupo fuimos alertados de esto, rápidamente David fue en su búsqueda para reunirlos con todos.
Esto hizo que la parada en San Leonardo fuera más larga, aunque fueron saliendo grupos guiados poco a poco.
Las sendas de San Roque fueron la delicia de todos. Tramo de singular belleza que si tuviera cinco kilómetros más, yo no salía de ahí nunca.
La ruta continuo y un grupo numeroso fueron los primeros en llegar al avituallamiento, el cual nos habían preparado nuestros amigos Antonio, Alberto y María. El resto de los participantes, fueron llegando distribuidos en dos grupos.
Que bien que nos sentó a todos el avituallamiento, cargar pilas y descansar un poco las piernas, ya que lo que nos quedaba todavía, tenía mucha miga.

Desde el avituallamiento, fuimos saliendo todos juntos, pero cada uno al ritmo que sus piernas les iban permitiendo. Los fuertes ya se colocaron adelante, que entre Goyo, Nacho y Luco, les fueron llevando al ritmo que más les gustaba hasta la base de Otero Mayor, donde se hizo otro reagrupamiento para hacer ya la última parte de la ruta.
Mientras tanto el resto de los participantes iban cada uno a su ritmo, y cuando más de uno pidió una vía de escape hacia el pueblo, o que se les acompañara, así fue hecho. 
El grueso del pelotón ya había salido de Otero Mayor hacia Mojón pardo cuando llegamos siete componentes de NavalenoBTT junto con otros seis participantes, y estos ya eran los últimos, así que decidimos que dos de los nuestros acompañaran en la ruta al grupo que cerraba el pelotón, y que cinco de los nuestros atajáramos para ponernos de nuevo en cabeza y dentro del grupo, para ayudar al resto. En la bajada de la Cruceja, ahí nos pusimos en cabeza para bajar hacia Robellanos y hacer la senda del Cabra, la cual fue la delicia de todos y cada uno de los participantes. En la Puentecilla, y ya en el pueblo, la mayoría de los participantes pensaba que la ruta había terminado, y tras el reagrupamiento que se hizo ahí, muchos decidieron retirarse ya hacia el polideportivo. El resto de valientes continuamos con los ocho kilómetros de ruta que nos quedaba. Con todo lo que llevábamos ya en las piernas, esto ya si que fue lo definitivo para muchos, y dándolo todo a las 14:05 estábamos llegando al final de la ruta, donde el olor de las migas a punto de terminarse de cocinar, las duchas preparadas, y la satisfacción por terminar este duro recorrido, hacía cambiar la cara de todos. 

El tiempo nos respetó, y justo cuando llegábamos a Navaleno, comenzaron a caer unas gotas, pero eso ya no nos importaba, ya porque ni pidiéndolo a la carta hubiéramos tenido una climatología mejor.
Tras la ducha y las cervecitas antes de comer, todos juntos disfrutamos de unas buenas migas como comida de hermandad. 
Tal y como dice dice la camiseta conmemorativa de la quedada, "yo estuve y me gané esta camiseta".

P.D: Agradecimiento a todos los participantes por asistir de nuevo a esta nuestra segunda quedada, y pasar un buen día de MTB por las tierras de pinares. El año que viene, más y mejor...

 
Comments