Crónicas‎ > ‎

Marcha BTT Covaleda 2012

publicado a la‎(s)‎ 25 jul. 2012 8:44 por Jesús Palomar Lucas

La fecha anual de la marcha de Covaleda había llegado, y este año, después de un de ellos si ir, los NavalenoBTT volvían a estas tierras de la sierra que son auténtica pata negra para el MTB. Que recorrido más bonito el que nos tenían preparado para este año. Discurriendo por toda la zona norte del Municipio de Covaleda, y un poquito de Vinuesa.
Como para todos estos eventos tocaba madrugón. A las 8 nos poníamos en camino hacia Covaleda. Tras formalizar la inscripción y recogida de dorsales, nos preparamos para el disfrutón. De los NavalenoBTT acudimos Pipe, Jose Antonio, Goyo, David y Palo. Luego allí en Covaleda nos encontramos a Molina, otro más de Navaleno, con el hicimos toda la ruta juntos. La mañana estaba fresca y unos manguitos no venían nada mal, aunque en poco rato ya nos sobraron.
A las 9:10 más o menos comenzábamos a andar. Los primeros kilómetros fueron neutralizados, y los galgos estaban tranquilitos. Al coger el primer desvío hacia el monte por pista en el paraje de Prados de Benito, ya los grupos de cabeza se habían separado, pero nuestra intención no era el ir a muerte, sino el disfrutar de el maravilloso recorrido que nos había preparado la organización, así que a un ritmo alegre hicimos todo el recorrido. Pronto dejamos la pista para coger uno de los inumerables tramos de senda técnica por las que pasamos. Un tramo al principio en bajada, bastante peligroso por la cantidad de madera suelta que había en la trazada. Aquí más de uno tubo un buen susto y alguna avería. Continuamos, pero ahora de vuelta otra ver hacia Covaleda por unas zonas de senda y rocas por las que ya los brazos adivinaban lo que les esperaba luego más tarde. Tras pasar de nuevo por el pueblo, nos dirigimos a la zona este de este, con un buen tramo de pista con durísimas pendientes hasta llegar a la torreta de vigilancia. Aquí comenzó un buen tramo de senda de monte divertidísima. En este tramo no había zonas técnicas, aunque el rodar se hacía duro por la hierva, pero compensaba el ir bajo un frondoso y alto pinar de albar. El avituallamiento ya estaba cerca, y el cuerpo ya pedía un descanso y carga de pilas para continuar. Lo que no nos esperábamos, al menos los que no conocíamos la zona, era el impresionante paraje donde habían situado el avituallamiento. Llegados al Mirador, que es así como lo llaman ahora, aunque el vigilante que había en el puesto, nos comentó que antes le llamaban el Poyal de la Teja, Las vistas con las que disfrutamos de todo el valle de Revinuesa, el pantano y Santa Inés, hacía que el esfuerzo para llegar aquí, no hubiera sido en vano. 
Tras cargar pilas nos ponemos en marcha dirección Bocalprado, donde nos deparaba otra de las gratas sorpresas del día. Paraje este donde solemos hacer las comidas cuando subimos a Urbión, nos tenía guardada una preciosa senda por arrastradero, la cual no era técnica en exceso, pero si durilla por sus pendientes, y a la vez preciosa. De aquí fuimos a salir a la subida por pista a Urbión, la cual habíamos echo hacía dos semanas. Llegados al cruce de Muchachón, ya casi habíamos concluido todas las subidas del recorrido, pero ahora había que bajar hasta Covaleda, y estábamos a 1926 metros, así que nos apretamos los machos y con precaución iniciamos un largo descenso por la Hilandera hasta el Pino del Rey. Corto tramo de pista hasta el Paso Zamplón, donde nos tocaba otro de los tramos más bonitos del recorrido por la zona del Hayedo. Frondosas hayas nos guardaron del sol durante un buen rato, en el que había que tener puestos los cinco sentidos en la senda. Tras un corto tramo de carretera, enfilamos la última bajada del día ya directos a Covaleda. Tramo este técnico en algunas zonas y de senda estrecha entre pinar bajo muy divertida. El recorrido ya estaba terminado, y una gran satisfacción por haber conocido nuevas zonas de grandisima belleza y además muy cercanas a nuestro pueblo.
En definitiva, un gran día de MTB con los compañeros del grupo.

Comments