Crónicas‎ > ‎

Ruta 12 de Octubre. (Senderos por Navaleno)

publicado a la‎(s)‎ 13 oct. 2011 15:58 por Jesús Palomar Lucas
Mañana con algo de escarcha y por tanto fría con la que nos recibía el día del Pilar. Las sábanas se nos pegaron a todos, pero a ninguno como a Palo, que acudía a la plaza justito de hora y sin casco ¡Que cabeza!. Una vez solucionado el olvido, nos ponemos en marcha 5 NavalenoBTT para hacer esta ruta de senderos que no nos iba a alejar no más de cuatro kilómetros a la redonda.
Pronto se nos fue el frío del cuerpo ya que esta ruta estaba llena de numerosas subidas de repechos cortos, pero muy intensos y de fuerte pendiente, y así fue que a las primeras rampas de Cabeza la fuente ya se oía "pues yo ya no tengo frío", y así nos presentamos en el raso Manarenas, donde tomamos esa bonita bajada hasta el repetidor, donde aquí si que ya nos sobraba todo y nos fuimos quitando toda la ropa de abrigo con la que habíamos comenzado la ruta. Tras un corto, pero con mucha pendiente de descenso, comenzamos otra subidita de las que quitan el hipo por Barranco-lobo hasta la calle de Navaleno y Vadillo. Aquí toco un tramo rompepiernas por el cortafuegos. La ruta estaba siendo muy divertida, ya que sin alejarnos lo más mínimo del pueblo, estábamos pasando por un recorrido con tramos de senda y camino muy guapos. Al llegar a la Raíces, abandonamos el cortafuegos para comenzar el primero de los dos descensos con tramos peligrosos que teníamos para hoy, y siguiendo el GR 86 nos tiramos por el barranco del Botón con su peligroso descenso por como está ahora el terreno de suelto para caer al Botón, y de nuevo tramo de senda, Bajo mi punto de vista un tramo precioso, por su senda y su estrechez entre repoblación de negrales que nos llevaría casi hasta Valdelahierva.
 
 
Nos desviamos hacia la ermita de San Roque donde tomamos una senda que tras un tramo de fuerte pendiente nos llevaría por un divertido sendero hasta el Chorrón, donde ya por Navalcubillo discurrimos por sus sendas y algún tramo de la carrera que organizamos este verano. y tras acercarnos al pueblo, de nuevo nos alejamos un poco con otro tramo de subida hasta la Cueva de la Plata, donde hacemos el segundo descenso del día y este si, bastante peligroso, ya que el paso de las motos y la sequía que nos aprieta, han echo de esta senda entre pinochos un peligroso descenso, por lo menos para nosotros, Estoy seguro que más de un endurero disfrutaría con este tramo que de nuevo nos traía al Chorrón, donde tras cruzar de nuevo Navalcubillo, nos desviamos por otra preciosa senda que nos llevaría hasta la Mata y la Estación.
Llevamos más de dos horas y nuestros cuentakilómetros sólo nos marcaban 17,5km. Todo esto debido al recorrido rompepiernas, y también porque el ritmo era tranquilo y estábamos disfrutando de este recorrido tan enrevesado.
Pasando al lado del arroyo de La Mata, se notaba un frescor que daban ganas de abrigarse de nuevo, pero en el Puente que se mató José, nos desviamos por el GR 86, donde alejándonos del arroyo de nuevo sube la temperatura y comienzan las cuestas y repechos que nos llevaron hasta un refugio situado en el término de Casarejos con su preciosa pradera. Aquí nos desviamos hacia la parte más alejada del pueblo en esta ruta, que fue a unos 4km en línea recta como mucho, donde hicimos una parada para disfrutar de las vistas que teníamos desde la calle que separa Navaleno de Casarejos y apretarnos unas barritas energéticas para cargar pilas y continuar con nuestra ruta. Después de una bonita senda de bajada hasta el Paso de la Solana, tomamos un corto tramo de camino hasta el Salteadero, donde aquí nos desviamos por una pequeña y en algún trozo casi perdida senda que nos llevaría hasta el puente de la Soltilla. En este tramo, Palo sufrió el percance del día, cuando un palo suelto se le metió entre el puente de la horquilla y la rueda delantera, haciendo este de el mejor freno inventado por el hombre y mandando a Palo volando por los aires, para caer de espaldas y salvado por el acolchado de la mochila Camelbak, ya que sino el golpe hubiera sido mucho más fuerte. Dicho trocito de madera, nos costo lo suyo el sacarlo de entre la rueda y la horquilla, ya que se clavó a conciencia, pero por suerte ni Palo ni su burra sufrieron ningún daño.
 
Llegando a la parte norte del puente de la Soltilla, comentamos que este próximo domingo allí, se celebraría uno de los conciertos que organiza la micológica. Continuamos la ruta por el Raso la Mata, para llegar a Los tres caminos, donde nos desviamos hacia Majalasvacas, donde íbamos comentando las fuentes-manantiales que hay por esa zona y que están todas perdidas. Por la fuente del roble nos tiramos por una senda para llegar hasta el GR que va por Parcaminos, para afrontar ya los últimos kilómetros de esta dura y bonita ruta que estábamos haciendo. Ya por el camino de las Lanchuelas, el ritmo era muy relajado e íbamos charlando tranquilamente antes de afrontar la última y dura subida del día hasta la tenada Matarrulla, donde nos desviamos hacia el Alto los Barrancos para terminar la ruta con la senda del Cabra que nos llevaría hasta las peñas altas y al Maño, donde nos estaban esperando unos porroncitos bien ganados a base de pedalear.
Comments