Crónicas‎ > ‎

Ruta 13 de Enero. ¡Mañana nevada!

publicado a la‎(s)‎ 13 ene. 2013 11:04 por Jesús Palomar Lucas
Según como estaba la noche del sábado ninguno teníamos claro si este domingo podríamos hacer nuestra ruta de fin de semana, ya que nevaba mucho y con previsión de que continuase toda la noche. Pero no, aunque la mañana amaneció nevada la temperatura no era demasiado baja y la nieve no estaba helada, ya que eso hubiera sido lo que nos hubiera echado atrás para suspender la ruta. Además todos sabemos que la ruta se suspende en la plaza a no ser que el día de antes ya se vea que va a ser imposible el rodar.
Hoy nos falló y muy a su pesar nuestro compañero de fatigas Pipe, el cual es un fijo desde la primera ruta de NavalenoBTT, pero un resfriado le tubo en cama atado. Ya se que está mejor, así que recuperarte al 100% que el sábado que viene te esperamos en ruta.
Los locos que acudimos a la plaza esta mañana de auténtico invierno fimos Jose Antonio, Goyo, Jose Ignacio, Luco y el menda que escribe.
Luco y yo ya llevábamos desde las 9:30 inspeccionando unos senderos alrededor del pueblo y llegábamos a la plaza ya con cinco kilómetros y calentitos. Reunidos ya en la plaza todos los anteriormente mencionados, comenzamos la ruta con tramos de senderos por Ladecara y fuerte subida para cruzar hasta Vallehondo a donde llegamos por una bonita senda en bajada que justo nos dejaba ver la nieve. Ya en Vallehondo y por camino el rodar era más fácil aunque el terreno estaba muy cargado por el barro y la cantidad de agua que había. Llegados al final de Vallehondo subimos por la cuesta del Jose, la cual no teníamos todos claro el poder hacerla montados, pero si que pudimos, no sin problemas ya que su fuerte y continua pendiente la hacen muy dura.
Siguiendo el cortafuegos de Mojón Pardo llegamos hasta la Cruceja para bajar por el Prado Caballeros y salir por por el camino del ortigal hasta la Cientonueve. Aunque el rodar era ligero no parábamos de sortear charcos e ir buscando la mejor trazada para evitar en la mayor medida el barro y lo que pudiera ocultarse bajo la nieve. 
Por el momento las transmisiones iban bien y podíamos cambiar de plato sin problemas, y no nos esperábamos lo que luego nos pasó.
Continuamos dirección la Jarota y hacia los Quintanares, donde cogimos una pista con subida contínua de unos 4 kilómetros y a la altura de la Cruz del Muerto empezó a nevar y bajar la temperatura. Yo pensé que al haber subido en altitud sería por eso, pero esto no nos dejó ya hasta el final de la ruta
Llegados al cruce donde cogimos la bajada que lleva al Pajar de la Molinera, avisamos de que hay un par de curvas peligrosas que te echan fuera, pero ni por esas... creo que todos o casi todos tubimos una salida de pista sin caída ni percance alguno, pero así fue la cosa, y eso que estábamos avisados...
En el Pajar de la molinera breve parada para quitar y el hielo que empezaba a cubrir nuestras transmisiones, y de nuevo a rodar por pista hasta los Cruzaderos y después de tres porteras bajada por Cabeza Rebollo, la cual aunque corta es muy guapa y con un final movidito.
En el Amogable hicimos la parada de avituallamiento, la cual y luego nos dimos cuenta no teníamos que haber hecho hoy, ya que con el frío que hacía lo que nos paso es que los guantes mojados por dentro del sudor, este se quedó frío y luego las manos eran un auténtico témpano de hielo, además de que el cuerpo no había quien lo moviera después, así que lo que decidimos es recortar la ruta y volver para casa lo más directos posibles. Además nuestras bicis estaban cubiertas por una gran capa de hielo que hacía imposible cualquier movimiento mecánico en nuestras transmisiones. Al menos el cambio trasero si que lo podíamos utilizar, y con eso ya era todo un logro.
Bajamos a Navaleno por el Paso de los Corrales y llegados al Maño, el asombro de la gente que allí estaba viéndonos que llegábamos de ruta era para ver sus caras. Allí el caldito calentito y los torreznos nos devolvieron a la vida, pero que ninguno de los que asistimos a la ruta de hoy nos arrepentimos de haber salido hoy aún con las inclemencias meteorológicas que nos acompañaron casi toda la ruta.





Comments