Crónicas‎ > ‎

Ruta 17 de abril "Subida a Cerro Guijarro"

publicado a la‎(s)‎ 17 abr. 2011 14:09 por . Munera   [ actualizado el 19 abr. 2011 15:22 ]
La mañana amaneció fresquita y en la plaza solo nos juntamos cuatro componentes del grupo ( Palo, Coke, Goyo y Domin), el resto entre viajes y salidas nocturnas nos abandonaron por otros deportes, barra fija en bar, levantamiento de vidrio, ski en Andorra.......y vistos los que eramos se sabía de antemano que el ritmo iba a ser bastante vivo y la ruta se iba a hacer más dura que otros días.

Empezamos la salida cambiando impresiones de la Kdd del domingo anterior y sin darnos cuenta y a ritmo alto, nos plantamos en las primeras rampas de la subida a la 109, y como es de imaginar rápido se nos quito el frío del cuerpo, y tras torcer a la izquierda en el camino del Presón, el disco delantero de la Occan del Coke empezó a sonar como una orquesta acompañándonos en toda la ruta, y quitándole el factor sorpresa en las arrancadas que suele darnos al final de cada subida. A la altura del Puente del Mario dejamos el Camino del Presón y subimos por Cantorrojo hasta la carretera de Canicosa, dándonos los primeros hachazos y avisando el que escribe que guardaran algo para la subida del día, aunque estos insensatos no me hicieron ni caso y seguían a lo suyo, hachazo va hachazo viene. 
Adentrados ya en el monte de Canicosa bajamos por el Camino del Vadillo (que ganas tenía de conocerlo), con un paisaje de película entre pinares albares de umbría, zonas de rocas y cuevas, arroyos y un Refugio de piedra con porche que dan ganas de ir a pasar el día y perderse en la zona; precioso el valle del Vadillo y la roca del camino en la que inevitablemente nos hicimos la típica foto del grupo.


Dejando atrás el Vadillo cogimos la carretera de Vilviestre, en la que el Goyo y el Coke han hecho tantos kilómetros con la bici de carretera y conocen al dedillo, y en la que una vez mas en el repecho final bajan un par de piñones y zas, hachazo al canto dándose otro calentón el Palo y el Coke, sin saber que unos metros mas adelante dejaríamos la carretera para coger la senda que sube al cortafuegos de Vilviestre con San Leonardo, en el alto de Cerro Guijarro. En la primera rampa de la senda les comento que es una subida de ritmo y que se la tomen con calma, pero estos insensatos se ponen a subirla a todo trapo y a mitad del tramo, cuando la senda termina y se coge el cortafuegos, empiezo a pasarles y no les queda mas remedio que tirar pie a tierra del calentón que llevaban, aunque el Goyo también se bajo de la bici pero de lado (di que si Goyo que cada uno se baja de la bici como quiere,jejejeje). Al final el "repechito" que nos busco el Palo tenía 2 kilómetros muy exigentes, mitad senda mitad cortafuegos, de los que te ponen las pulsaciones a 180 y las piernas como piedras. En el alto, y después de unos minutos de descanso para coger aire, hacemos un par de toboganes con bastante pendiente y bajamos por el cortafuegos del Robledillo hasta la pista de Valdelamadera, para enlazar a su vez con la de la Pasa Larga, en la que el Palo tuvo un pequeño sustito y por poco atropella a un perro patada que se nos cruzo (bueno para susto el del perro y su dueña que chillo mas que los frenos del Coke). El resto de la ruta discurrió sin mas incidentes por el Camino del Agua del Mayo al puente que se mato José y por la Estación de Navaleno al Maño a por nuestras cervecitas de premio.

En resumidas cuentas mañana muy agradable con una ruta de 39 kilómetros y 600 metros de desnivel acumulado, con una subida nueva muy bonita y exigente, y en la que los hachazos continuos aumentaron mucho la dureza de la misma.

Comments