Crónicas‎ > ‎

Ruta 21 de Octubre. La ruta de los hongos

publicado a la‎(s)‎ 21 oct. 2012 4:43 por Jesús Palomar Lucas
Tal y como se preveía según las predicciones meteorológicas, la lluvia nos fastidió la ruta, pero en parte ya que aunque mojados hicimos al final 25 kilómetros que para ir empapados y lloviendo no está nada mal.
Eran las 9:00 y había estado toda la noche sin llover, y justo fue llegar a la plaza y empezar a caer las primeras gotas del día.
Para calentar y no ir de lleno a hacer el circuito de la carrera de las cuatro setas, nos subimos camino de los llanos para hacer la preciosa y rápida bajada por la senda que nos lleva al Chorrón.
Ahora ya empezaba a caer algo más de lluvia, las gafas no te dejaban ya casi el ver a un metro, y no sabías que era mejor si llevarlas puestas o quitártelas, dado que en las bajadas todo lo que salpicaba del suelo iba a los ojos.
Comenzamos el recorrido de la carrera dirección Arotz, giramos tomando la senda que va por detrás del camping y llegamos al Botón donde ya por camino nos dirigimos a Cabeza la Fuente para hacer el primer repecho y no subida, aunque ya aquí a más de uno se le calentarán las patas de lo lindo. La senda que sube por los antiguos hierros rojos y que sale al camino del repetidor hace que su dura pendiente al final, casi te haga echar pie a tierra. Giro a la izquierda y pequeño descanso para coger la senda P.R que va hacia la pista de Vadillo, donde justo antes de salir a esta se hace un fuerte giro de 90ª con repecho donde se comienza la primera cima que es la de la seta de los caballeros.
A Carlos le estaba gustando el recorrido y me lo iba comentando, cuando de repente me dice ¡Mira!, yo te entendí tira... y se para enfrente de un pedazo de hongo en mitad de la senda de subida. Goyo y yo nos sorprendemos y mirando al lado había otros dos. En esos momentos a todos se nos pasa por la cabeza el dejar la bici y ponernos a buscar más, pero continuamos. Coronamos la primera cima y nos dirigimos al repetidor, donde sin llegar nos desviamos a la izquierda para bajar a Barrancolobo, donde giramos de nuevo a la izquierda y comenzamos la segunda cima de la carrera que es la de la Amanita Muscaria. Esta con sus duras rampas hasta la calle de Vadillo se hace muy dura, y más con lo que queda por la calle cortafuegos. Tras un pequeño descansillo donde tomar aire y recuperar pulso se comienza la bajada hasta el Botón por el G.R 86. 

Aquí ya llovía de lo lindo e íbamos de agua hasta arriba, pero había que terminar el circuito. Carlos quería inscribirse en la legua que se celebraba hoy en San Leonardo y teníamos que llegar a tiempo. 
Ahora comenzamos la última y más dura de las cimas de la carrera que es la Amanita Faloide, que esta ya si te mata definitivamente. Giramos hacia Barrancolobo y nos desviamos por unos caminos que están perdidos para adentrarnos en una de las zonas más bonitas de la carrera, que es la vaguada por la que discurre el recorrido y en la que estás encerrado en una gran pendiente en la que hay que hacerla a pie. Se corona y tras faldear un poco hacemos una bajada impresionante en la que la bici iba cruzada literalmente, con los frenos bloqueados a tope y sorteando los obstáculos. Carlos cruzó tanto la bici que acabo con el culo en el suelo sentado. Impresionante este tramo. 
Y ya nos disponemos a hacer el último tramo ya todo en bajada, donde en el desvío por un tramo de senda Carlos que iba el primero, se topa con dos pedazo de hongazos que sólo el verlos te alegraban el día de lo bonitos que eran. Parecía que hoy nos habíamos equivocado y lo que teníamos que haber hecho era ir a buscar hongos.
Una vez ya terminado el circuito, acompañamos a Carlos a San Leonardo, dejándole en el polideportivo para formalizara su inscripción a la Legua. Nosotros ya y por carretera nos fuimos a Navaleno a quitarnos la ropa que tan mojada teníamos.
En definitiva y para el día que nos hizo, una bonita ruta y al menos seguimos con las recorridos de cada finde y que no nos para ni el agua...
Comments