Crónicas‎ > ‎

Ruta 22 de Enero- (Haciendo Peñas Altas en sentido contrario)

publicado a la‎(s)‎ 24 ene. 2012 16:53 por Jesús Palomar Lucas   [ actualizado el 25 ene. 2012 3:14 ]
De nuevo domingo, y el grupo NavalenoBTT se dispone a hacer su salida al monte de cada fin de semana. La mañana nos saluda fresca y con niebla, lo que hace que la sensación térmica sea aún más fría. Somos cinco los que acudimos a la plaza. Hoy Jose Antonio, con su nueva aplicación gps para móvil, va a ser el encargado de dirigir al grupo para realizar la ruta prevista.
Los primeros kilómetros del día nos tocan por carretera y tenemos que sortear una dura dificultad montañosa como es la cuesta de los Barrancos. Con las piernas aún frías, decidimos tomárnosla con calma, pero aún así hace que al coronar ya aparezcan en nosotros el sudor, aún con el frío que hacía. Tras un tramo de bajada, por fin nos adentramos en caminos de monte en la curva del río Vadillo, donde nos recibe un pequeño repecho, seguido de una suave bajada, para llegar a la Jarota. Estos tramos los hacemos ya con alegría debido a que las piernas ya están calentitas pero todavía con fuerza en ellas. El descenso hacia el camino de Castroverde lo hacemos con cuidado, ya que hoy estaba con hielo y bastante sucio de ramas. Justo salir a este camino, para cruzarlo y tomar el camino de subida que teníamos de frente. Comenzamos la subida con un ritmo fuerte en sus primeras rampas, pero pronto desistimos, ya que este camino no lo conocíamos y veíamos que el tramo de subida iba a ser bastante largo, así que cada uno a su ritmo fuimos afrontando este duro escollo. Entramos al camino que nos llevaría a las primeras rampas de la subida a la Iruela, la cual haremos de bajada hasta el cruce de la Canaleja hacia el Paso del Zurdo, donde Pipe nota ligera flojera y paramos para que se alimente un poco tomándose un gel, ya que luego y bien seguido nos esperaba la larga subida a Peñas altas. Tramo que normalmente hacemos de bajada, y que conociendo la velocidad a la que nos ponemos en bajada, pensábamos lo que nos esperaba en subida.  Esta subida es larga y bastante escalonada y continua, así que cada uno nos ponemos el ritmo que mejor nos va. A esta dificultad de subida, había que añadirle lo embarrado del terreno debido a las nieves del lunes pasado.
 
 
Con muchas ganas ya por coronar Peñas altas, aquí hacemos la parada para el avituallamiento. No faltaron las gominolas que siempre lleva Pipe y que tanto nos gustan a todos. Comenzamos el descenso hacia el refugio del Presón, el cual engaña mucho, ya que parece que va a ser todo bajada, pero no, ya que tenemos falsos llanos e incluso algún que otro repecho. Aqui tenemos la anecdota del día al ver que mi velocimetro no funciona, y es cuando me doy cuenta que mi velocímetro se ha arrancado con alguna rama y en rápido descenso de antes yo veía que iba a cero por hora, jajajja...Aquí en el Presón nos desviamos por el PR que nos llevaría al Alto Milanos, con un durísimo repecho final, que no siendo muy largo y el tramo de subida continua que teníamos hasta llegar a estas rampas del 22%, hacen este tramo duro duro. Ya en la cima de Milanos, la niebla no nos deja ver los bonitos paisajes que desde ahí se divisan. Sólo podíamos ver un poco el Urbión y con poca nieve a pesar de la caída el lunes anterior. Continuamos desviándonos de la ruta marcada para ir al Amogable y luego volver de nuevo por nuestros pasos a salir a la curva del río Vadillo, donde tras la subida a los Barrancos, nos adentramos de nuevo por camino para llegar a la senda del Cabra y poder disfrutar de ese tramo de descenso vertiginoso por su preciosa senda. Y para no perder la buenas costumbres ya en Navaleno, nos vamos al Maño a por nuestro caldo y barritas energéticas (torreznos) de cada finde.
 
P.D: Crónica escrita por Goyo Lucas
 
 
 
 
Comments