Crónicas‎ > ‎

Ruta 22 de Junio. Tomando el Castillo de Ucero.!!!

publicado a la‎(s)‎ 23 jun. 2014 13:41 por Jesús Palomar Lucas   [ actualizado el 23 jun. 2014 13:45 ]
Siete NavalenoBTT y nuestro amigo Fredi de Espejón el cual ya ha venido varias veces con nosotros acudimos a nuestra cita de cada semana.
Se esperaba día de intenso calor. Las primeras horas de la mañana fueron estupendas ya que el fuerte calor no apretó, pero a partir ya de las 12 de la mañana el calor fue muy intenso y aparte de la dureza en sí de la ruta y el paso de los kilómetros, el calor pasó factura a más de uno.
Comenzamos la ruta con la intensa subida por Barranco Lobo hasta el cortafuegos. El ritmo era fuerte y esta fue la tónica de toda la ruta y en las subidas más aún si cabe. ¡Como andan estos tíos...!!!
En la bajada desde el cortafuegos dos imprevistos, uno sin consecuencias y otro el otro algo más grabe pero al ser algo material, pues que sean todos así. A Goyo se le suelta el gps de su soporte y con tan mala suerte que va a caer con la pantalla en una piedra, dejándolo inutilizado. Y el segundo imprevisto la caída de Jose Antonio al tomar la curva sin consecuencia alguna. No fue la única del día, ya que nos deleitó con una serie de otras dos caídas en parado al no poder soltar la cala a tiempo.
Continuamos la ruta dirección Vadillo y pronto nos presentamos en Herrera y tras tomar la variante de pista que lo rodea,nos dirigimos por la piscina de agua para elicopteros dirección  al mirador de la Galiana.
Como antes decía el ritmo era fuerte y subimos un fortísimo repecho de unos 500 metros por un bonito enebral a ritmo infernal. El pulsómetro echaba humo. Continuamos por caminos que hasta este día no habíamos circulado y disfrutando del magnífico día que teníamos.
Una vez llegados al mirador de la Galiana, nos hicimos la foto de rigor y continuamos por una de las sorpresas del día, la bajada al cañón del río Chico por un antiguo sendero de pastores que a todos nos sorprendió por su belleza y tecnicidad en alguno de sus pasos. Ya abajo del cañón del río Chico la maleza perdía el sendero y había que ir intuyendo lo que buenamente nos lo parecía hasta llegar ya al río Ucero donde tomamos el bonito sendero que nos subió hasta el Castillo. Aquí ya hicimos la parada de avituallamiento para recuperar fuerzas.
Continuamos por pista dirección a Cantalucia por pistas rompepiernas y más aún se rompían con el ritmo que íbamos poniendo en cabeza. Eso si, siempre con reagrupamientos en todos los cruces para evitar perdidas entre la cabeza y la cola.
Pronto nos presentamos en Cantalucia, donde nos desviamos por una pradera para tomar un camino que nos haría cruzar el curso con agua del río Chico para iniciar la subida más larga y dura del día por la que yo ya llamo autopista pestosa de Herrera. Tramo de pista zahorrada ancha con fuerte pendiente continua y con un sol que apreta siempre de lo lindo. Llegamos a Herrera y por la carretera de acceso al pueblo desde la SO-920 nos dirigimos al llamado Camino del Burgo que nos fue a llevar por un roto tramo lleno de roderas y agujeros a Vadillo. En este tramo final Jose Antonio pincha pero rápidamente se une al grupo. Tras el reagrupamiento en Vadillo continuamos ya dirección a Navaleno. En este aunque corto tramo final a Pablo le da un amago de pájara, pasando los últimos kilómetros de la ruta con alguna que otra dificultad.
Y como disfrutón final de ruta, la bajada a lo kamikaze que hicimos Goyo, Jose, Oscar y el que escribe esta vez con una visión de lujo de mis tres compañeros como descargábamos toda la adrenalina que nos quedaba en el último saltito en los hierros rojos.
Otra gran ruta más de este grupo que como cada día culminó su salida con unos buenos torreznos y unos porrones en el Maño.






Comments