Crónicas‎ > ‎

Ruta 22 de Septiembre. Navaleno-Abejar

publicado a la‎(s)‎ 25 sept. 2013 9:31 por Jesús Palomar Lucas
Debido a la celebración del Duathlon Cross de Pinares la tarde del sábado, decidimos poner la ruta del fin de semana para el domingo, ya que había varios NavalenoBTT que iban a participar.
El verano está dando sus últimos coletazos, y uno ya no sabe como acertar a la hora de vestirse para la ruta. A primera hora hace una rasca de la buena, y ya a media mañana no hay quien pare de calor, así que lo mejor es salir con capas e ir quitandoselas según pase la mañana.

Al comienzo de la ruta acudimos siete NavalenosBTT, pero "al torrezno" que es como dice El Cabra, sólo llegamos cinco, ya que Jose Antonio nos abandonó bien pronto y Tomas el final de la ruta lo dejó para otro día por falta de tiempo.
Yo casi llego al final... Sin gasolina ya en las piernas y además el Cabra dando arreones encima en los últimos kilómetros...!!!
Esto es lo que pasa por dejarse en el verano, pero esto es lo que hay...
La ruta ya sabíamos todos que iba a ser larga y dura...(No penséis mal que os conozco...) pero a mi se me hizo más de lo que esperaba.
La verdad es que pasamos por muchas zonas nuevas para nosotros y de gran belleza como Fuente Lobera, El Espinar, El Raso, etc.. todos estos parajes entre Abejar y Cabrejas.
También nos topamos con el muro que hay que sobrepasar para acceder a la torreta de Mata Hornillo, tramo este que supera el 30% de desnivel y el que cuesta hacerlo hasta empujando la bici. No se de que forma subirán los todo terrenos por ahí, pero debe acojonar pero bien.

Hoy fue también la ruta de las caídas. El primero en abrir la veda fue Jose Antonio que ya en Vallehondo nos sorprendió con un aterrizaje en el llano. Ya pasados varios kilómetros y en tramo sucio y lleno de tocones pequeños, aquí el que escribe también se dio un buen piñazo con marcas de recuerdo. El siguiente en caer fue Goyo en la bajada a la Lagunila. Y como no podía fallar en esta sección, nuestro amigo Vicente que ya en el cortafuegos camino a Otero Mayor nos deleitó con una caída a plomo intentando superar un rampón.
En averías también tuvimos, aunque esta vez sólo una, la de Pipe que rompió un par de radios de su rueda trasera y un pequeño desajuste del cambio al metérsele un palo entre la rueda en una bajada.
El recorrido de la ruta fue mayormente por pistas, aunque también tocamos zonas de senderos, tramos perdidos en los que nos tocó ir buscando el camino del que nos habíamos salido, bastante cortafuegos con lo que este terreno desgasta... En definitiva fueron 55 km y más de 1000 metros de ascensión que se hicieron duros de verdad.

Como todos los días intentamos llegar y que nos queden torreznos en el Maño a final de ruta, ya que ese es nuestro merecido premio al esfuerzo de la ruta, y este domingo pudimos al menos hacernos con el último que quedaba, así que misión cumplida... jajajjaja

Comments