Crónicas‎ > ‎

Ruta 23 de Octubre. NavalenoBTT en la Fuentona

publicado a la‎(s)‎ 23 oct. 2011 10:18 por Jesús Palomar Lucas
Ya se nota que es otoño, y en el día de hoy teníamos la incertidumbre de si nos respetaría el día durante la ruta, y nos dejaría un adelanto de las lluvias que se esperan para mañana. Más es así que cuando nos reunimos en la plaza, habían caído unas cuantas gotas, pero no auguraban temporal.
Todos íbamos abrigados, pero tras el primer repecho hacia la cruceja y la sucesiva subida, todos estábamos ya bien calentitos y con la ropa sobandonos. Tras la bajada hacia el prado Caballeros, nos adentramos en un tramo de senda muy bonito que nos llevaría al puente de la vía, cerquita de la Estación de Pinar Grande. El ritmo para nada era suave, tampoco excesivamente rápido, pero se iba muy alegre y pronto nos presentamos en La Tablada, donde teníamos que tomar un desvío cruzando la vía y aquí ocurrió la avería del día. Nos habíamos pasado unos metros el camino, e intentando atrochar, nos metimos por fuera pista para incorporarnos al camino y poder cruzar la vía, cuando a Coque, se le mete un palo en el cambio, doblándole por completo la patilla de cambio. ¡Aiiiiiiiiiiiiiiiiiii..... señor, dichosa patilla de cambio! Tenemos el gafe en este grupo con esta dichosa piececita... Bueno, ¿y que hacemos? la patilla está completamente doblada y las chapas de las guías de las roldanas también. Empezamos a mirar los móviles para ver cual de todas estas compañías "ladronas" de telefonía móvil nos podía dar servicio en mitad del monte, y ninguna excepto Movistar que tenía un mínimo de cobertura justo para llamar nos podía sacar del aprieto llamando a alguien para que viniera a buscar a Coque. Pero, justo antes de llamar, alguien dijo, ¿y porque no probamos a desdoblarla?. Yo personalmente no estaba por la labor viendo como estaba y la falta de una herramienta especial para hacerlo, pero al lado teníamos la vía del tren y piedras por doquier. Nos pusimos manos a la obra y utilizando él raíl de la vía como apoyo, y una piedra comenzamos a enderezar la patilla. Parece que iba yendo, no todo lo que quisieramos para que al menos pudiera cambiar sin problemas aunque no fuera fino del todo. Entre Domin, Cabra y yo, nos pusimos a darle pedradas hasta que vimos que aún estando ligeramente doblada, podría funcionar y hacer que Coque no se perdiera esta peaso de ruta que teníamos preparada para hoy. Probamos, pero además de la patilla, el cambio también estaba doblado, pero este a mano lo enderezamos fácilmente. Y llegaba el momento de ver si todo el trabajo de herrería de la edad del bronce, que habíamos hecho, servía para algo. Colocamos la rueda, y "eurecaaaaaaaaaa..........." cambia más o menos bien y además no se saltan los cambios. Parecía mentira que fuera bien viendo como estaba al principio, pero nos sirvió más que de sobra para que el grupo continuara la ruta sin perder a ningún componente de los que habíamos empezado la ruta en Navaleno. El primer tramo de subida hacia la carretera Nacional fue la primera prueba de fuego para ver como iba la patilla y lo pasó con nota alta, así que adelante y hasta la Fuentona.
Cruzamos la Nacional 234 para tomar el Camino que nos llevaría a Muriel Viejo, que con sus continuos sube-baja y su larga bajada al final, nos llevó a Muriel, donde nos esperaba la subida más dura del día. Ya en el pueblo, Domin nos avisó de la dureza de esta subida que nos llevaría hasta la base de la torreta de Peñota. La subida era larga y había que ir regulando, aunque Goyo y Carlos que están más fuertes que el vinagre, comenzaron a marcar un ritmo fuerte, al cual varios de nosotros, como buenos globeretes nos fuimos picando e intentando no distanciarnos de ellos. La subida era preciosa. Circulábamos entre encinas al principio, robles a la mitad y ya en el alto sabinas. Aunque el pulsómetro nos advertía de lo altos de pulsaciones que íbamos, aún así nos daba tiempo a disfrutar del entorno y preciosas vista justo en la base de Peñota, donde continuamos el camino hacia la Fuentona, sin coronar dicha torreta de vigilancia. Continuamos por el PR que por una zona pedregosa de caliza y sabinar, pronto nos presentamos en las inmediaciones de nuestro punto de visita. Por el camino, Javi nos mostraba una de las simas que hay por esta zona, para ya cerca de ahí comenzáramos el descenso hacia la Fuentona con tramos de mucho desnivel negativo y terreno suelto, haciendo tomar precauciones. Por fin estábamos en LA FUENTONA, que dicho desde Navaleno, parece que está lejos, pero escasamente llevábamos 24 kilómetros hasta este punto.
Aquí era el momento del avituallamiento y disfrute de este, uno de los parajes más bonitos de nuestra zona. Nos sorprendió la presencia de una expedición de espeleobuceo que estaban adentrándose en las entrañas del nacimiento del Río Abión, los cuales nos comentaron que ya habían superado los 100 metros de profundidad y que estaban por los 120. Tras las fotos, la caída de culo con recuerdo en la rabadilla para Domin por las zapatillas automáticas, nos dispusimos a seguir nuestra ruta. El grupo iba por las sendas paralelas al Abión disfrutando del recorrido y la belleza del entorno. Por cierto, que bonita la última senda que tomamos hasta Muriel de la fuente.
Parecía que lo duro ya estaba hecho, pero no era así, ya que todavía quedaba la vuelta al pueblo y el ritmo llevado en algunos tramos de la ruta comenzaba a pasar factura. Desde Muriel de la Fuente, tomamos un caminito por la dehesa de este pueblo para presentarnos a buen ritmo en un camino grande que nos llevaría tras unos sube y baja largos a Cubilla. En este punto y viendo la hora y con el tiempo que habíamos perdido en la reparación antes comentada, decidimos ir por carretera hasta Talveila y luego a Vadillo, donde Javi se despedía de nosotros y se quedaba en casa.
Ya sólo nos quedaba la subida por el camino de Romanillos hasta la base de Otero mayor, y luego en el Raso Manarenas tomar la senda, que por Cabeza la fuente nos llevaría a Navaleno, donde como todos los días pudimos disfrutar en nuestro fin de ruta en el Maño de nuestras barritas energéticas especiales (torreznos) y nuestros porrones.
 
 
               Observando la sima cercana a la Fuentona
 
              El grupo en lo alto de la Fuentona
 
                     Vista del nacimiento del Río Abión
 
Panorámica de La Fuentona 
 
                    NavalenoBTT en la Fuentona
 
 
Comments