Crónicas‎ > ‎

Ruta 24 de Noviembre. ¡TERCER ANIVERSARIO!

publicado a la‎(s)‎ 26 nov. 2013 9:01 por pipe@navalenobtt.com

ESTO PARECE UNA MANIFESTACIÓN!!!

Es difícil no repetirse en esto de escribir crónicas, es inevitable, siempre comenzamos el día  igual, me levanto con más sueño que un cesto de gatos, me asomo a la ventana a ver qué día hace, meadita, zumito con un plátano, Korn Flakes de Kellogs y al baño de nuevo. Hoy lo de salir de corto ni me lo planteé, así que ropa de invierno en toda regla.

La cosa es estar a las 9:30 en la plaza, y mira por donde hoy llegué el primero, busco un banquito al sol y a esperar. Pronto aparece la primera bici, así de lejos no caigo quien es, pero en cuanto se acerca veo que es Carlos Alberto, su primera ruta con el grupo,  y entre nosotros os diré que creo que se lo pasó de rechupete. Al minuto se acercan cuatro bicis, son los chicos de San Leonardo, Vicente,  Carlos, Tomás y Miguelito. Y por último los del pueblo, Goyo, Cabrerizo y Lucas, cuento y somos nueve, JODER, ESTO PARECE UNA MANIFESTACIÓN!!.

En fin , gracias a todos por venir a celebrar nuestro tercer aniversario haciendo lo segundo que más nos gusta, o no?.

Hoy la ruta me la sabía bien, ya es la tercera vez que la hago, así que  a rodarrr,  tomamos dirección La Chorlita para subir al raso Manarenas, es una subida larga pero con una pendiente muy constante, en torno al 6 %, Carlos Alberto me decía que si no se calentaba, pues el ritmo de subida era bastante alegre, yo le contesté que el de hoy no era de los arranques más heavys que hemos tenido últimamente, aunque no sé porque se quejaba, si el chaval anda como una moto y nunca mejor dicho, creo que es un crack con las motos.

Una vez coronado el raso había que continuar por el cortafuegos  un buen tramo y luego desviarnos a la izquierda por la pista que va al Prado Toconal, pero nuestro amigo Carlos se lanza como un misil nada más empezar la bajada, Goyo le llama pero no logra detenerle, aunque mientras decidíamos que hacer vemos que vuelve, imagino que cuando se vio solo pensaría, coño!! Bajo rápido pero no tanto. Pues a seguir el Track pista abajo, yo estaba pendiente del desvío, pero la peña se lanza a toda Ostia hasta el refugio de Navalcastellano sin tomar la desviación, así que acortamos un par de Kilómetros, exactamente 2547 m, que lo acabo de medir en el SIGPAC.

A lo hecho pecho y seguimos nuestra ruta, pista adelante hasta llegar a la Nacional, la cruzamos y por esos bellos parajes de Cabañapades, llegamos como el otro día a la subida del marica, esta vez estaba decidido a demostrar mi hombría, pero Miguelito que iba delante de mí metió una rueda en una trialera y al piso, no le pude esquivar y julandrón de nuevo, que le vamos a hacer.

Nos reagrupamos en el alto y comenzamos la bajada hasta el Raso Vaseguillo, es un valle muy bonito donde la pista pica un poco hacía arriba, casi al final giramos a la derecha  90 º y tomamos la pista que viene del Vallejo de la Laguna, el primer tramo también pica hacia arriba, pero aquí de cojones, luego un par de toboganes y al loro, que hay que desviarse a la izquierda por una senda que no se ve muy bien, pero ahí estaba nuestro guía suplente Goyo,  es un Crack!!.

Seguimos por la senda y salimos a un cortafuegos que lo recuerdo muy bien, pues suele estar la tierra suelta y no hay quien lo suba, pero hoy estaba empapado y la dificultad no era la tierra suelta,  sino que se te pegaba la rueda al terreno,  joder lo que costó subirlo, así que al llegar arriba pedí tiempo muerto para coger, como dicen en Canarias,” resuello”.

 Ahora tocaba bajar al Raso de la Solana, que tramo más, como dice el Palo, ”pestoso”, trozos de madera por todos lados, el camino desaparecía en tramos, empujabike a ratos, en fin, cada uno lo hizo como pudo hasta llegar al raso, desde donde nos encaminamos por el Prado de la Cueva hacia  la dura pero chulísima subida a la Silla del Camarito, ya en los comienzos demarró el Goyo, y ya sabéis lo que esto significa,  pues que toca peinarse que nos va a hacer una foto a medida que vamos coronando, aunque no en el puerto de Barbojo, pues aún nos quedaba un tramo por carretera hasta arriba, por cierto, había bastante nieve en la carretera, cuidadín amigo conductor.  Justo en el puerto de Barbojo nos desviamos a la derecha por el cortafuegos,  donde decidimos parar a reponer fuerzas.

Aquí nuestro amigo Lucas descubre que había perdido el bidón, donde?, pues lógicamente en el tramo pestoso, se había caído y se le salió del portabidones.  Nos dice que se vuelve a por él y le pregunto que cual es el  misterio del bidón, me dice que es térmico y mantiene el agua fría, así que le contesto que lo deje y que vaya a por él en verano, que ahora para mantener el agua fría con cualquier cosita te apañas, pero no me hizo caso y se fue a por el bidón, ya le conocéis.

Con la tripa llena toca bajar por la espectacular bajada de la Cueva del Paseo, encima con nieve, al principio vamos testando un poco el comportamiento de las bicis, pero en cuanto vemos que estas se agarran soltamos frenos y leña al mono, cada uno dentro de sus habilidades claro. Al llegar al punto en que te tienes que desviar a la derecha hacia  el  Presón, paré a esperar a Tomas, pues si no te lo sabes vuelves a salir a la carretera de Canicosa, lo digo por experiencia, enseguida llegó y continuamos para abajo, que gozada de pista.

No menos gozada, aunque distinta, es rodar por la pista del Presón hasta la carretera del Amogable, con su leve pendiente negativa y su firme de zahorra bien compactada, alcanzas una velocidad de crucero de entre 30 y 40 km por hora, así que nos la merendamos enseguida.  Continuamos por la pista del Ortigal hasta Prado Caballero, subimos a la Cruceja y ya prácticamente está el día hecho, bajadita a tumba abierta a la Decara, otra bajadita a tumba abierta hasta Robellanos, estampida de las vacas del Marce, subidita a  los Carriles,  y como gran colofón, La Senda del Cabra, al llegar abajo parecíamos un anuncio de Colgate, sonrisas de oreja a oreja.

Hoy batimos record, a las 12:20 en el Maño y lo primero que hago es llamar al Palo pues quería venir a tomar el caldito con nosotros, pero claro, no esperaba que hubiéramos llegado tan pronto y le pillé en Mojón Pardo de paseo con Carmen, su chica. Me preguntó  que cuantos habíamos ido a la ruta, le dije que nueve y se alegró tanto que vinieron corriendo al pueblo, pero literalmente.

Nos tomamos un caldito con terreznos y luego una cañita, todos nos quedamos a esperar al Palo y a Carmen, como no, es el alma mater del club y no podía faltar en la foto del Tercer Aniversario.

 Así que nada chicos, MUCHAS FELICIDADES A TODOS, SOIS LOS MEJORES!!

Comments