Crónicas‎ > ‎

Ruta 25 de junio. Algo de fondo y Betadine

publicado a la‎(s)‎ 2 jul. 2011 11:25 por Nacho Doral   [ actualizado el 2 jul. 2011 12:08 ]
Con intenciones de preparar las piernas de cara a la Navaleno BTTrail, se programó la salida para hacer fondo del bueno y echarle unas horitas de sillín.
Por fin el autor de esta crónica se estrena en el grupo (unos poquitos meses después...) y se incorpora Dani. La salida es tranquila hasta la Cuesta de los Barrancos, donde se ve que los cuchillos están afilados y se suceden los arreones, qué globero que soy. Los "epictraileros" estábamos en la fase de asimilación de la semana pirenaica y las piernas no están para muchas bromas. En la primera bajada por el camino supuestamente rápido, las torrenteras hacen del paso peligroso y donde Dani dió con sus huesos en el suelo pero como un resorte volvió a la bici y sin complicaciones. Empezábamos a estar mosca por la subida al Mórico que está empinadita cuando transitábamos por el camino del Ortigal y poco después a ritmo tranquilo coronamos sin problemas. Ya en la bajada hacia el refugio de Mojabragas, los dos bajadores consumados (Pipe y un servidor) en la desembocadura del camino tras la sabia orden de Pipe "métete por ahí..." recortamos al grupo que esperaban en el cruce nuestra llegada y nos separaban escasos 50 metros, pero eso obligó a Goyo y Coque a darse un calentoncito de vuelta por la fuerte cuesta en nuestra búsqueda. Total, todo se arregló con una llamadita. Tras este momento chorra volvemos al camino para subir al refugio El Cuento, desde el que se divisa una de las panorámicas más sorprendentes del pantano de la Cuerda del Pozo. Comidita y para abajo otra vez, camino de la carretera. Allí se despida Pedro que tenía prisa. Siguiendo por la carretera, camino de Molinos de Duero apreciamos la increíble crecida del pantano, ninguno lo recordábamos así. A ritmo sostenido entramos al precioso Molinos para recargar agua. Volvemos a la ruta y subimos la "cuestecita" del pueblo que nos deja ya en el camino de La Cuerda del Hormigal hacia la Humbría, siempre de subida que alterna robles y pinos. Hasta el refugio de Sotogrande el camino es rompepiernas, pero para eso hemos venido, ¿no? Ya en el tramo de carretera intentamos poner un poquito de orden para que el grupo navegue sin dificultad pero.... zasss pin pun. Pipe en un momento de despiste hace el afilador con Palo y al suelo. Tras el primer análisis apreciamos que sufre solamente rasguños pero algo de dolor en la mano. A partir de ahí la pólvora de se moja, un poquito y cuando calentamos vamos directos hacia nuestros porroncitos al Maño. Jornada completa con 60Km y 800m de ascensión.
Rodando a por el fotógrafo
Los valientes
Tantos años de evolución...
Comments