Crónicas‎ > ‎

Ruta 27 de Mayo. ¡Que viene el Lobo...!

publicado a la‎(s)‎ 28 may. 2012 0:55 por Jesús Palomar Lucas
Espléndido el día con el que nos despertábamos hoy para el disfrute de la bicicleta de montaña. Cuatro fuimos los que acudimos hoy a la cita de cada Domingo en la plaza. Jose, Pipe, Goyo y Francisco, que desde Pamplona ya se está haciendo habitual en nuestras salidas.
Tras los saludos de rigor y las aclaraciones sobre el recorrido que íbamos a hacer, nos ponemos en marcha y a pedalear...
Hoy salíamos dirección Norte, pasando por la Tenada Matarruya, para salir al Alto de los Barrancos. El frescorcito de la mañana era muy agradable, con el rocío de la hierba salpicando en las piernas. Trás la larga subida hacia el Alto Milanos, la claridad del día nos permite disfrutar de las vistas que desde aquí se pueden ver de toda la sierra de Urbión. Aquí aprovechamos también para quitarnos de alguna prenda de abrigo que llevábamos, ya que después de la subida, ya sobraba todo. Continuamos con una larga bajada por camino, en algún tramo bastante suelto hacia los Quintanares, donde hoy ibamos a hacer en sentido contrario a otras veces la subida por Cabeza Gora hacia la Cruz del muerto y los Castillejos, donde nos desviamos por un caminito con mucha pendiente de bajada para llegar al paraje del Pajar de la molinera de extraordinaria belleza que invita a la tranquilidad y el reposo. Aquí aprovechamos para tomar nuestro avituallamiento en ruta. Una vez de nuevo en marcha continuamos la pista hasta ir a caer a Cueva Manzano, donde rodando dirección a Marañón tenemos la sorpresa del día, cuando vemos un animal que se dispone a cruzar el camino justo en frente de nosotros, pero que viéndonos corre asustado dando la vuelta adentrándose de nuevo en el monte. Después de unos momentos de duda y sorpresa, podemos asegurar que fue un lobo lo que vimos. Animal este que es muy dificil de ver y que después en ruta, llenaría todas las conversaciones que tuvimos, y también la ilusión que nos hizo el poder ver en vivo a este magnífico animal que de nuevo puebla nuestros bosques. 
Continuando el recorrido previsto, nos dirigimos hacia Sotolengo, dirección La Tablada y desviandonos hacia Mojón Pardo, para ya en bajada hacia la Cruceja, disfrutar de ese descenso que tanto nos gusta que nos llevaría a Navaleno de regreso, donde como todos los domingos nos esperaba nuestro premio en forma de torreznos y cañitas...

                        El Pajar de la Molinera



Comments