Crónicas‎ > ‎

Ruta 29 de Octubre- Sendas y caminos por Navaleno

publicado a la‎(s)‎ 31 oct. 2011 9:24 por Jesús Palomar Lucas
Este finde habíamos adelantado la salida al sábado, ya que se preveía "chaparrón", pero por la noche, y así fue.........jejejeje
Éramos 9 los que estábamos a la hora marcada en la plaza, y los comentarios típicos, "bueno, ¿que salimos ya, o que, porque ya no vendrá nadie más no?" y justo íbamos a comenzar la ruta, cuando aparece Pedro con su coche a todo gas subiendo por la Calle Real... justito salvado por la campana. Así que sin más dilaciones, 10 NavalenoBTT nos pusimos en marcha bien abrigados como marcaba la mañana, aunque pronto, y como todos los días con el primer apretón para salir del
pueblo ya sea la dirección que sea nos toca repecho, o repechón que suele decir el Cabra...  La subida a los Llanos nos puso a todos a punto para la bonita ruta que nos esperaba, y con su largo, peligroso y en algunos tramos técnico descenso hasta la Cruz de piedra. Aquí de nuevo volvíamos hacia el pueblo, pero sin pasar por él, ya que lo bordeamos por Navalcubillo, enlazando un bonito tramo de sendas que nos llevaron hasta Matarruya, donde comenzamos el tramo menos técnico de la ruta que, por el camino del Ortigal nos llevó hasta la Tablada (Primer asentamiento de nuestros antepasados, los fundadores del que hoy es nuestro pueblo) donde tomamos el pequeño camino de las colmenas que con sus duras rampas nos llevó hasta la cima del puerto de Mojón Pardo. Tras un corto tramo por la N-234 comenzamos la subida hacia la calle entre Vadillo y Talveila, por la que pudimos disfrutar de unas espectaculares vistas de nuestro colosal Urbión, el cual se nos presentaba, cosa rara casi ya en Noviembre, sin una gota de nieve pegada en sus faldas. Aquí fue donde decidimos hacer la parada del día para el avituallamiento de ruta.
Continuamos por la carretera vieja de Mojón Pardo y cruzando la nacional, nos metimos por un camino el cual no habíamos andado nunca y por el que enlazamos tras una vertiginosa bajada por un barranco con Vallehondo. A partir de aquí todo fue un disfrute de sendas por Vallehondo, la Decara y Robellanos, claro están sin dejarnos la senda del Cabrerizo, que a todos nos flipa.
Por la zona de la Decara hicimos un recorrido de sendas que bien nos podrían servir para un futuro trazado de carreras y que a todos les gustó. Cierto es que habría que pulirlo, pero es un recorrido muy completo, ya que enlazaríamos la Decara y Vallehondo con tramos largos de subida y bajada.
Ahora tocaba desviarnos hacia la zona sur de Navaleno, donde también por sendas y caminos estrechos de monte circulamos por Cabeza la Fuente y Barranco Lobo, con el durísimo tramo final de subida hasta la calle entre Vadillo y Navaleno, que también es Cañada real.
Nuestra ruta daba a su fin y con el último tramo de bajada por Valdelahierba, llegamos a Morro Pelado, donde tomamos la senda PR que nos llevaría hasta la fuente Loyola y por detrás del camping al Botón y al Maño, donde otro día más nos tomamos nuestros porroncitos de cerveza charlando y comentando la ruta del día.
 
                    Jose en pleno disfrute tras la subida
 
 
Bonito tobogan en la zona de Mojón Blanco
 
 
                Pedro en el duro tramo de Barrancolobo
 
 
Comments