Crónicas‎ > ‎

Ruta 29 de Septiembre. Sendas, subidas, bajadas, y que más...!!!!!!

publicado a la‎(s)‎ 29 sept. 2012 10:31 por Jesús Palomar Lucas   [ actualizado el 29 sept. 2012 10:32 ]
Último del mes de septiembre y parece que el tiempo vuelve a la normalidad. Vuelve a llover y la temperatura es otoñal y muy agradable. Después de una semana de nublados y lluvias, despedimos este largo verano para recibir ya con ganas al otoño, con sus lluvias que tanta falta hacía y comenzar las rutas por nuestros montes ya con el terreno más firme, con charcos y algo más de barro. Para mi, la mejor estación del año para la práctica del MTB por nuestra zona, pero bueno para gustos están los colores.
Después de toda la noche lloviendo, el tiempo nos dio tregua para hacer nuestra ruta semanal. Hoy número reducido a la salida en la plaza. El que nunca, nunca falla (Pipe), el que ha entrado por la puerta grande en el grupo (Vicente) y aquí el que escribe.
La ruta de hoy era corta (31 km) pero una auténtica rompepiernas. Repleta de tramos de senda divertidísimos por Navalcubillo y el Botón, para comenzar con la primera y más larga de las subidas del día, la de Valdelahierba, que nos llevaría al alto de las Raices donde nos tiramos por el camino de la Reyerta para ya en el camino de la Laguna después de saludar a unos corzos que nos esperaban, comenzamos la subida hacia la fuente de Navacastellanos. Aquí de nuevo más tramo de senda baja, sube, y vuelve a bajar Y de repente nos encontramos en la bajada por cortafuegos hacia el Instituto de San Leonardo, la cual nunca había hecho Pipe y Vicente, pero que les encantó.


Ahora nos dirigimos por una senda hacia las piscinas municipales para cruzar la carretera y comenzar otra de las subidas del día. Esta más corta y con muy buen firme, así que rápidamente hicimos cumbre por Cabañapades.
De nuevo senda y en bajada para adentrarnos por un precioso valle que nos llevaría a la subida que ya hemos bautizado como la subida del Marica. Por este valle tal fue nuestra sorpresa cuando tuvimos que compartir camino con un larguísimo rebaño de ovejas que ocupaba la vía. Hasta los mastines a diferencia de otras ocasiones, venían a saludarnos dejándose incluso el tocarles. 
Tras sortear y superar la corta pero muy dura subida al refugio de la Chalota, hacemos la parada de avituallamiento y nos tiramos por un nuevo camino abierto hace poco, donde las bicis cogen altísima velocidad, pero en el que hay que tener mucha precaución con una de sus curvas, ya que te saca directamente contra un pino. Yo iba en cabeza y tube que hacer una derrapara muy larga para poder controlar la bici y sortear unos palos que había en mitad de la trazada, pero Vicente que venía detrás no pudo y aunque casi parado ya y sin ninguna consecuencia, dio con los huesos en el suelo.
Continuamos ya para hacer la penúltima subida del día, pero sin duda la más dura de todas las del día. Con sus 1,7 km y una pendiente media del 8% esta fue ya refínitiva para nuestras piernas, dejándolas ya tocaditas.
Una vez coronada la subida de los Llanos, nos tiramos por ese sendero tan bonito que nos lleva al Chorrón. Aquí Vicente, y debido al miedo, tubo otra caida, pero que superó sin problemas.


Ya estábamos en el pueblo, pero esta pedazo ruta de sendas teníamos que terminarla con la mejor de todas ellas, la del Cabra. Y así lo hicimos dirigiendonos por Matarruya y Los Carriles a tomarla y disfrutarla para terminar esta ruta de hoy.

Comments