Crónicas‎ > ‎

Ruta 2 de Noviembre. ¡Que bonito que es el otoño en Pinares!

publicado a la‎(s)‎ 7 nov. 2012 11:05 por Jesús Palomar Lucas
Sabíamos que algo nos íbamos a mojar cuando nos levantamos por la mañana, pero el tiempo nos dejó disfrutar de la ruta casi sin lluvia en un 70% de su recorrido.
Para hoy estábamos Carlos, Pipe, José Antonio, Goyo y el menda que escribe. Siempre dentro de este nuestro club la compañía en ruta es muy buena.
Hoy teníamos un recorrido de lo más selecto por Pinar Grande, con preciosos tramos de senda, camino de monte, subidas por cortafuegos de lo más duras. Todo esto aliñado con unos tramos de descenso donde todos disfrutamos de lo lindo.
Comenzamos camino de Matarruya y hacia el alto de los Barrancos, donde nos desviamos hacia la Cruceja y sus alrededores. Pasado el Prado Caballeros nos adentramos en ese bonito tramo de senda que nos lleva hasta el Puente de la vía ya al lado de la Estación de pinar grande. 
En este otoño en el que la temporada micológica está siendo tan buena, toca compartir el monte con los recolectores de setas, de los cuales recibimos sus ánimos.
El discurrir de la ruta está siendo tranquilo y nos la estamos tomando en plan disfrute de la belleza que nos frece nuestros montes en esta para mi, la mejor estación para el disfrute del MTB.
A la altura de la Tablada nos desviamos por el camino de las colmenas que nos sube hasta el puerto de Mojón Pardo, y una vez coronado a los 1243 metros, nos adentramos en una nueva zona para casi todos en el grupo, la del refugio de las Zapateras, donde paramos a hacernos una fotito. Y a unos metros de dicho refugio llegaba la parte para mi más divertida de la ruta. Una vertiginosa bajada por Sotofrío en la que con su fuerte pendiente, nuestros cuentakilómetros llegaron a marcar hasta 60 km/h. Una auténtica gozada, ya que es una bajada recta y sin curvas por un camino de tierra que agarra muy bien y en el que la bici vuela literalmente...
Llegados de nuevo a la Estación de Pinar grande nos dirigimos de nuevo al puente de la vía por una preciosa senda de bacas.
Hasta el momento la ruta estaba siendo preciosa, y no iba dejarlo de ser, ya que aún nos quedaban zonas de paso de singular belleza. 
Nos dirigimos por el camino del Ortigal hacia el río Vadillo, donde nos desviamos para hacer la pestosilla subida al alto Milanos, donde hacemos la parada de avituallamiento. Hoy y debido a las bajas nubes no pudimos disfrutar de las vistas que nos ofrece este paraje. 
Continuamos por otra bajada técnica por Cabeza Milanos para hacer la subida a Peñas Altas por una senda que siempre hacemos de bajada, y la verdad es que casi se disfruta más de subida, ya que te da tiempo a apreciar lo bonito de las zonas de paso. Una vez coronado Peñas Altas nos tiramos por la preciosa bajada del tiro de los infantes, la cual hoy había que hacer con mucha precaución, ya que las piedras y rocas mojadas, junto a las raíces hacían muy fácil el caerse.
En este tramo Goyo sufrió un pinchazo, y resguardandonos bajo un pino de la lluvia reparamos. Una zona de robles de enorme belleza ahora con sus hojas rojas.
Volvemos hacia el presón para ya hacer la última y más dura subida del día hacia la Culata de Brabojo. Zona de cortafuegos recientemente removida pero que la zona de paso ha mejorado respecto a la última vez que la pasamos, haciendo que hasta en sus durísimas rampas del final la bici tenga tracción. No dejamos de hacernos una foto en la cima.
Ahora ya tocaba bajada y para mi muy divertida por camino sucio y rápido en el que hay que ir sorteando ramas sueltas, raíces, rieras y toconas varias...
Llegados a Parcaminos la ruta ya estaba casi terminada y en km 4 de la carretera de Canicosa ya nos digimos a nuestra cita con los torreznos y la caña en el Maño.

                      Bonito refugio el de las Zapateras
                  

                      Reparando el pinchazo de Goyo
                 

                       Tras coronar la Culata de Brabojo
                  
                       Carlos el busca-setas.....jajajjaja
Comments