Crónicas‎ > ‎

Ruta 8 de Diciembre. "El día del repechón"

publicado a la‎(s)‎ 10 dic. 2013 12:18 por pipe@navalenobtt.com

EL DÍA DEL REPECHO, ¡ESO NO VALE PALO!

Hoy estrenamos horario, las heladas son tan fuertes  que a la hora habitual de salida la temperatura es aún muy baja, así que hemos decidido salir a las 10:00 en lugar de a las 9:30. Por otro lado tendremos media horita más para dormir, que creo que a nadie le viene mal, máxime cuando el sábado por la noche coincidimos casi todos los de la ruta de pendoneo por los bares.

Pues lo dicho, a las diez estábamos todos en la plaza, Oscar, Goyo, Cabrerizo, Lucas y yo (Pipe), harían 2 ó 3 grados bajo cero y así estuvimos hasta bien entrada la mañana, quien me lo iba a decir a mí, dos días antes estaba haciendo rutas en Canarias de corto y pasando calor.

Como no era cosa de estar mucho tiempo parado arrancamos enseguida, esta vez comenzamos dirección a Navalcubillo para bajar a San Roque, cruzar la carretera y tomar la sendita que va por detrás de Arotz hasta el camino de Valdelhierba, aquí es donde empiezo a notar que el desviador no me va bien y cuesta meter el plato pequeño, cosa que hoy sería un gran hándicap viendo el perfil de la ruta que nos había programado nuestro  Trackman particular, como se nota que él no iba a venir, ¡¡ESO NO VALE PALO!!.

Pues nada, Valdelahierba parriba, aquí nos encontramos el primer repecho serio del día, aunque no subiríamos hasta el cortafuegos (menos mal), sino que tomaríamos la pista que baja al Botón, la cual no  encontré tan mal como otras veces y la bajamos de cine, del botón cruzaríamos hasta la Chorlita para subir por la Fuente de la Raíz hasta la pista que va del raso Manarenas a Cabeza la Fuente, la cual tiene tres tramos con el 20 % de desnivel, en uno de ellos noto que el sillín lo llevo abajo y  tengo que echar pie a tierra, ahora era la “Tija pija” que no me iba, pues era el frío lo que hacía que no funcionara ni el desviador ni la tija, y no os contaré lo que me encontré, bueno, lo que no me encontré la primera vez que fui a mear, que pasada tíos!!.

Nuestro amigo Cabra también tenía problemas mecánicos, se le saltaba la cadena, pero no era por el frío, la ha cambiado y ahora lo que le va mal es el cassete que está desgastado y lo tendrá que cambiar, vaya berrinche que llevaba con el cambio de cassete, al final creo que pondrá la cadena vieja  y hasta que reviente todo el sistema.

Una vez subidos los tres repechitos antes mencionados,  bajamos a Barranco Lobo para subir otra vez al cortafuegos, aquí nos encontramos con otro muro con más del 20 % en su parte final, cierto es, que hoy no tenemos problemas de agarre, el terreno está tan helado que no hay tierra suelta, ni barro, cosa que me luego me apuntaría el  Goyo. Así que limpitos como la patena cruzamos el cortafuegos, bajamos por el Barrancón y tras algún despiste, mínimo, pues nuestro guía suplente está que se sale, tomamos una pista dirección Vadillo y en el cruce de la Mata Prado nos desviamos a la derecha hasta llegar al barranco de  Valdevalero, por donde bajaríamos   pendientes al GPS  porque sabíamos que había que  tomar una sendita que sale a la izquierda y es difícil de ver, pronto la se senda se convierte en camino y subimos por las Tres Cruces hasta la Fuentecita, y como no, otro lindo repecho del  18 %, este le hacemos siempre que subimos a SanCristobal, es decir, que de aquí a quince días le subimos de nuevo.

Ya en el alto de El Palomar buscamos un sitio soleado para almorzar, la verdad es que ya hacía buena temperatura y casi todos cambiamos los guantes de invierno heavy por los de invierno light, y así tener más sensibilidad en las manos, aunque si te pasas de light el efecto que consigues es el contrario.

Fotitos para la posteridad y rumbo a Casarejos por Espino de la Lastra y La Dehesa, cruzamos por unas praderas muy chulas con ganado suelto,  parecíamos Cowboys, no como los de Brokeback Mountain, más machotes que hoy no hicimos la subida del marica.

Prado adelante salimos a la carretera que va a Vadillo, rodamos por ella unos metros y pasando Vadillo nos desviamos a la izquierda para tomar un camino desconocido para nosotros, aquí fue donde me cagué en el Palo y en todo lo que se menea, vaya repecho, si luego casi todo era bajada hasta la base de Otero Mayor, igual exagero un poco, era llaneando hasta la base de Otero Mayor, Joderrr con la subidita, estaba a punto de echar pie a tierra y aparecen dos chicas, ya tuve que seguir pedaleando. Lo único bueno es que ya estaba hecho lo duro de la ruta, de Otero Mayor bajamos al Polígono de El Arrém, cruzamos a Vallehondo y subimos a la Decara por una zona nueva, medio por los prados, creo que el otro día lo hicimos en sentido contrario, un poco pestosillo este tramo.

Ya solo nos queda  bajar  de la Decara a Robellanos, la pequeña subida a los Carriles y bajar la Super Senda del Cabra, cada día me gusta más.

Pues otro día más ventilado y para el Maño de cabeza, unos tomamos caldo y otros cerveza, eso sí, torreznos para todos. Al rato aparecieron unos chicos que venían de hacer lo mismo que nosotros, pero ellos llevaban una chica en el grupo, no nos vendría mal una a nosotros, aunque solo fuera para darle un toque de color a la foto del día y para ir un poco más agrupados en la ruta, todos alrededor de ella claro.

Ah, también tuvo la indecencia de aparecer el creador del “Día del repecho”, nuestro queridísimo Trackman, yo creo que cuando estuvo en el hospital con lo del hombro, vio un electrocardiograma y dijo, “ya tenemos perfil para otra ruta”.  Es broma Palo, HA SIDO UN RUTON!!

Comments