Crónicas‎ > ‎

Ruta 9 de Marzo. "Repitiendo a chorizo"

publicado a la‎(s)‎ 13 mar. 2014 18:18 por pipe@navalenobtt.com

REPITIENDO A CHORIZO

Hoy nos levantábamos todos con el cuerpo un poco así, unos tras haber pasado “un día más grande que la Matanza”, y es que el día anterior fue la matanza, y otros,  con el susto vivido tras la peli del sábado “Nos pillaron y pal monte”, que como ya sabréis todos, hubo un robo en Navaleno y los ladrones fueron sorprendidos y  salieron huyendo, por cierto, vaya  vecinos más valientes que tenemos, espero que lo próximos se lo piensen sabiendo que los del pueblo no se van a quedar mirando.

Bueno!!, vamos a lo nuestro. La AEMET predecía un día soleado y con buena temperatura,  y así fue, quizás soplaba una brisa fresquita (vamos que el Goyo salió en manga corta y se le notaba la piel de gallina), pero el día era inmejorable para darse un garbeíllo con la bici.

Hoy nos juntamos siete, no pongo el adjetivo de valientes por lo que he mencionado antes  del tiempo (valientes los del sábado pasado, que cojones!!),  aunque alguno con el cuerpo jotero que llevabamos sí que se merece el adjetivo. Los que aparecieron por la plaza fueron Goyo, Pablo, Lucas, Cabrerizo, Carlos Alberto, Pipe (o sea yo), y dejo para el final a nuestra última adquisición, Jaime, que ya lo intentó hace años y las pasó canutas, pero he de reconocer que el chaval se portó, un poco palizas pero se portó.

El recorrido de hoy era muy pistero, a priori!!, comenzamos subiendo por el campo de fútbol hacia los Carriles para salir a la 109, subir a la cruceja y bajar al camino del Ortigal, en dicha bajada nuestro amigo Carlos nos deleitó con un mortal hacía delante, le dimos un 10 en la ejecución y un 5 en la recepción, vamos, sin consecuencias. Del Ortigal continuamos dirección Estación de Pinar grande donde tomaríamos la pista que va al Raso del Sacejo pero al llegar al camino de la Lagunilla nos desviamos a la izquierda, ya me lo imaginaba y lo comenté, esto va a ser un barrizal de la leche, efestivamente!!, vaya chungo que estaba!!, y para colmo  el camino de la Lagunilla estaba en obras, menuda trisca nos dimos.


Una vez pasado el tramo pestoso salimos a  la carretera (o lo que era la carretera) que va al campamento, bajamos dirección pantano y pasado el cruce de Sotolengo nos desviamos hacía el Mórico, buen repechito para nuestras piernas, yo sabía que nada más coronar tomaríamos una pista que nos bajaría de nuevo a la carretera del pantano y estaba convencido que yo no la había ciclado nunca, y efectivamente yo no he rodado por ella nunca. Salvo un tramo con una enorme barranquera en la que Goyito paró para avisarnos, la pista estaba bastante bien, sale justo en las Lagunas de los Muneras (esto de las Lagunas nos lo contó Lucas).

Continuamos un tramo por la carretera y en el refugio de Agua Buena otra vez para arriba, por el camino de Agua Buena precisamente, esta pista tampoco la había rodado nunca, bueno, mejor digo navegado,  hubiéramos subido mejor en canoa, mi madre que charcos, la mitad del recorrido íbamos por fuera de ella. Al llegar arriba, cerca ya del desvío de Mata Hornillo aprovechamos para reponer fuerzas, un platanito, una barrita y alguna gominola, foto de rigor y a pedalear de nuevo.

Seguimos dirección al Refugio de Mojabragas y en el Alto del Robledillo giramos a la derecha para bajar a la Mata verde, a la carretera que va de Sotolengo a Abejar, rodamos unos metros por ella y en Majada de las Vacas a la izquierda hasta La Fuente del Cubillo, este paraje sí que lo conocemos, ya paramos el verano pasado en esta fuente a coger agua, cosa que tuvimos que haber hecho hoy, pues la ruta era larga y con el solecito (y la resaca) había sequedad en la garganta.


Desde la Fuente piti piti hasta el Alto de la Cervera, es un continuo subir que aunque no son grandes pendientes te va haciendo mella en las piernas, por lo menos a mí. En el alto nos desviamos por el cortafuegos (por cierto que bajadita más chula y que saltitos me pegué) hasta el Portillo de Enmedio y de aquí bajamos a las Lagunillas.

Ahora teníamos un tramo de pista buena, me emocioné tanto que bajando piñones se me salió la cadena, teníamos que bajar hasta el paso de Sotofrío, cruzar la vía y subir a Mojón Pardo, esta subidita también la conocía y sabía que iba a ser pestosa de cojones, pero ya era casi el último esfuerzo, Pablo me contaba que estaba doblado, normal, desde el minuto uno a rueda del Goyo, a ver si espabila.

Al llegar a Mojón Pardo tomamos la  Carretera Nacional y en el cruce de Talveila nos desviamos hasta Mojón Blanco, esto sí que fue el último puerto, nos quedaba bajar un tramito del cortafuegos y pillar la antigua nacional, rodamos un tramo por ella (con mucho cuidado por el tráfico, je, je) hasta salir de nuevo la nuestra queridísima CN-234, cruzamos y a toda leche para el Maño.

Yo iba con más sed que hambre, así que me pedí una cañita, los compis un porroncete y alguna Coca, cuando nos dimos cuenta, ni siquiera habíamos pedido los Torreznos, se notó que el día anterior fue la matanza. Al final 48 Kilometrejos que por la dureza de algún tramo parecieron 60.

Comments