Crónicas‎ > ‎

RUTA DEL NIZCALO ( PA HABERSE MATAO)

publicado a la‎(s)‎ 10 jun. 2013 11:45 por pipe@navalenobtt.com   [ actualizado el 11 jun. 2013 10:15 ]

Tres miembros del NavalenoBTT fuimos a representar a nuestro club a la ruta del Nískalo, Goyo, Lucas y Pipe (el que os va a narrar esta aventura), nuestro compañero Palo anda más liado que las patas de un romano, entre la marcha nocturna de Murchante y la colaboración con los de Bike zona (que ya nos contará como fue) no pudo acudir a esta ruta organizada por nuestros amigos del MTB UXAMA y doy fe de que le hubiera gustado ir.

La salida era en la plaza del Burgo a las 9:30, así que yo quedé con Goyo a las 8:10 para cargar nuestras bicis y llegar al Burgo con algo de tiempo, el día estaba desapacible a tope, caía agua sin conocimiento, Goyo y yo comentábamos que si no hubiéramos pagado la inscripción nos volvíamos a la cama y el ruido que hacía el agua en el techo de la furgoneta no nos animaba mucho. Pero a lo hecho pecho, y como dicen en una serie de la tele, “que somos, huevones o leones”.

Al llegar al Burgo la lluvia era débil,  la temperatura buena y el ambiente cojonudo, os podéis imaginar, unos trescientos Bikers merodeaban por los alrededores del polideportivo del Burgo de Osma, todos muy contentos, sin hacerse idea de lo que estaba por llegar.

Pues nada, recogimos nuestros dorsales y regalos, nos pusimos nuestro equipaje y para la plaza, allí nos encontramos a Lucas, las 9:15 y sin dorsal, le acompañamos al polideportivo a recogerlo pero ya estaba cerrado, vuelta a la plaza, allí habló con la organización y le trajeron uno.

Tras unas palabras del Speaker comienza la ruta, nos damos una vuelta por el Burgo, bajo los aplausos de los vecinos y de la lluvia, que aunque era tenue, no nos dejó en toda la mañana, y por fin entramos en materia, cogemos las primeras pistas y aunque el firme era bueno, salpicaba un barrillo que se me ha quedado el cutis como a una chavala de 20 años. Esta fue la tónica de casi toda la ruta, mucho barro, costaba muchísimo andar y en ocasiones se te cruzaba la bici completamente, hubo un tramo que hicimos a la ida y a la vuelta en el que caía la gente como moscas, era imposible mantener la bici recta, yo  fui  uno de los que cayó al suelo, bueno mejor dicho al sembrao, estaba la hierba alta y la verdad es que casi daba gusto caerse allí.

Poco a poco iban cayendo los kilómetros, penando mucho en el llano y en las subidas y con muchísimo cuidado en las bajadas, como bien dice el título de esta crónica, “pa haberse matao”, y si no preguntarle al ganador de la ruta, que se cayó delante del Goyo.  A mí empezó a dolerme el antebrazo que ya no sabía cómo agarrar el manillar, pienso que era de la continua tensión.

En el kilómetro 30 estaba el primer avituallamiento, había de todo, hasta torreznos, si llega a estar Rafa (el de Barcelona) allí se queda, con lo que le gustan.  Aquí me reencontré con Lucas y continuamos juntos un rato, me comentó que habría que intentar hacer la ruta larga y yo le dije que sí, aunque pensaba que  hasta que no llegara el momento no lo decidiría, pues ya había comentado con el Goyo que si se ponía de mucho agua haríamos la corta. Lucas se me escapó y continué solo, tenía problemas con el cambio, casi no me entraba el plato pequeño y cuando lo hacía se me trababa, muchas cuestas tuve que echar pie a tierra.

Así que yo piti piti para adelante,  sigo pedaleando y ya me marcaba el cuentakilómetros más de 47 km, iba solo y no veía a nadie por delante, esperé a uno que venía por detrás y le dije  que ya teníamos que haber llegado al final de la ruta corta, él me dijo que ya estábamos en la ruta larga, yo no me enteré del desvío, así que nada, a seguir pedaleando, continué con este chico hasta el siguiente avituallamiento en el kilómetro 56, donde volví a encontrar a Lucas, el cual enseguida marchó para no quedarse frío, yo comí un plátano, me tome un stimulred  de nutrisport que me había recomendado el Palo, y continué solo, pues el chico con el que iba me dijo que no le esperara que no andaba fino.

En esta parte del recorrido estaban los puertos más duros de la ruta, pero yo con mi stimulred me los merendé, je je. El terreno por esta zona era bueno y se navegaba muy bien, pero al llegar al  km 66 más o menos, volvimos a las pistas embarradas, con continuos sube y baja,  se me hizo interminable este final de ruta, pero llegué.

En la meta me esperaba Goyo, me decía “ahí estas!! con dos cojones!!” y es que no llegamos a 50 los que hicimos la ruta larga, lo cual, como diría el Rey, me llenó de orgullo y satisfacción. Yo obviamente le pregunté al Goyo como había quedado, me dijo que segundo, pero  el chaval que había ganado y que no es cualquiera, pues viene de correr la Titan desert,  estaba allí y me dijo que Goyo no le disputó la ruta, pues este chico es de la zona y que menos que ganar en su pueblo. BRAVO POR LOS DOS!!, el tercero creo que llegó a 17 minutos.

Como anécdota os contaré que cuando Goyo estaba en la ducha  y comentaba con la gente que había hecho la ruta larga, estos se pensaban que les tomaba el pelo. Menos mal que ha estado un mes de baja el tío, tenemos a todo un campeón entre nosotros.

Al final salió una ruta de 74 km y 880 m de desnivel, aunque a mí me dan 880 m de desnivel en los últimos 44 km, pues reinicié el Polar después del primer avituallamiento, cuando pueda lo miraré bien. También quiero dar la enhorabuena a la organización, los avituallamientos un diez, parecían supermercados, yo en uno casi pago. La ruta estaba muy bien señalizada y hasta en los sitios más remotos había un chico para indicarte, lo dicho, ENHORABUENA MTB UXAMA!!.

Por último quiero reiterar nuestro deseo de una pronta recuperación a Humberto, ANIMO CAMPEÓN!!

Comments